Domingo, 19.11.2017 - 19:28 h

Psicopedagogos recomiendan que los niños vayan adoptando un horario "paulatinamente" antes de la "vuelta al cole"

El Departamento de Orientación Psicopedagógica de los Colegios CEU ha recomendado a los padres cuyos hijos empezarán las clases en los próximos días que vayan introduciendo un horario de manera paulatina para "hacer más fácil" el cambio de ritmo que supone pasar de las vacaciones al ritmo de trabajo de las escuelas.

Psicopedagogos recomiendan que los niños vayan adoptando un horario "paulatinamente" antes de la "vuelta al cole"

"Es preferible que poco a poco les vayamos preparando con antelación la hora a la que tiene que acostarse y no el día antes hacerlo de golpe. En casa, por la mañana, los niños pueden aprovechar para ordenar su cuarto y ayudar con algunas tareas de casa. Si les sobra tiempo, también pueden empezar a familiarizarse de nuevo con los libros, y aprovechar un rato para leer", sugieren.

En este sentido, conviene que recuperen los usos normales tanto en lo que se refiere a la cantidad y horario de sueño, como en el uso de las tecnologías y los hábitos alimentarios, factores todos ellos que en ocasiones se alteran durante las vacaciones, para asegurar que duermen suficiente y que mantienen una dieta equilibrada. "Ambos (alimentación y descanso) son el motor necesario para un buen rendimiento escolar".

De hecho, señalan que "también ayuda bastante" que los niños participen en la compra del material escolar y que ayuden a forrar sus libros y a preparar la mochila, con el fin de ayudar a prepararse de cara al cambio de dinámica y para disipar las posibles tensiones y nervios que pueda provocarles, especialmente si es el primer año que van al colegio.

En este sentido, añaden también que es conveniente "escoger el momento oportuno" para hablar acerca del colegio y que vayan haciendose a la idea, además de exaltar los aspectos positivos y las oportunidades que supone ir al colegio.

"Hay que adaptar el lenguaje utilizado para que lo entienda el menor, buscar el momento anímico idóneo, mantener una escucha activa y atender a sus ruegos, dudas o petición de aclaraciones", recomiendan.

Para ello, apuntan la utilidad de plantear metas y pequeños objetivos de cara al curso que podrían ir acompañados de pequeñas recompensas o sanciones asociadas a conductas como preparar la mochila el día antes o hacer los deberes diariamente en el horario acordado, aunque destacan que es importante que el niño participe en la "negociación" para establecer los objetivos, recompensas y sanciones, para que no sea algo meramente impuesto.

Por último, aconsejan crear un ambiente en el hogar que esté destinado al estudio y separarlo de los espacios dedicados al ocio que pueden provocar distracciones. También es aconsejable que los padres conozcan toda la información relativa al centro al que acudirán sus hijos, y verificar verificar el tiempo necesario para trasladarse desde el domicilio, así como planificar las actividades extraescolares con antelación, dejando tiempo para el descanso y para el ocio, según destacan.

Ahora en portada

Comentarios