Miércoles, 22.11.2017 - 05:17 h

El Punto de Encuentro Familiar presta atención a 167 menores jiennenses en los ocho primeros meses del año

El Punto de Encuentro Familiar (PEF) de la provincia de Jaén, dependiente de la Delegación del Gobierno andaluz, ha atendido a 167 menores jiennenses en los ocho primeros meses.

El PEF constituye un servicio público, gratuito, neutral y de intervención temporal en el que se lleva a cabo el cumplimiento de los regímenes de visitas, comunicación y estancia de los menores con sus progenitores o familiares no custodios de acuerdo con lo establecido en una resolución judicial.

"El objetivo general de este recurso es facilitar un espacio donde se garantice el interés y seguridad de cada menor, creando un clima de confianza y seguridad y alejado de los conflictos familiares", ha explicado a Europa Press la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo.

Según ha precisado, este servicio ha atendido 146 expedientes en lo que va de año, correspondientes a esos 167 menores. Del total, once expedientes provienen derivados por casos de violencia de género. En conjunto, se han llevado a cabo este año más de 1.112 actuaciones con todos los expedientes, de las que 302 se corresponden con visitas supervisadas.

En su sede se realizan los regímenes de visitas establecidos por resolución judicial, que pueden consistir en entregas y recogidas (con o sin pernocta) de los menores en este espacio o en visitas realizadas en sus instalaciones bajo la supervisión de un miembro del equipo técnico, las llamadas visitas tuteladas.

Para ello, cuenta con un equipo técnico multidisciplinar formado por tres psicólogas, dos trabajadores sociales y una jurista, con formación especializada para la atención de casos de conflictividad familiar. "El Punto de Encuentro Familiar es un recurso de carácter temporal y, por ello, sus profesionales orientan su intervención al logro del restablecimiento de las relaciones entre los niños y sus padres fuera de este espacio", ha comentado.

La delegada ha señalado que, en principio, el periodo máximo de su uso es de 18 meses, si bien hay situaciones que aconsejan la prórroga, como en los casos de violencia de género o situaciones excepcionales que valora el equipo y aprueba la autoridad judicial.

"El Gobierno andaluz no escatima medios ni esfuerzos para que nuestros menores reciban toda la protección y la atención necesaria para su desarrollo y para su bienestar", ha dicho Cobo.

Este recurso se pone a disposición de los órganos judiciales de la provincia con competencias en familia (bien por asuntos civiles o bien por asuntos de violencia de género en el que se tienen que tomar decisiones con respecto a las visitas del padre en un entorno seguro y adecuado para los menores).

Los miembros del equipo tienen como principal función garantizar el bienestar de los menores, así como el cumplimento de las resoluciones judiciales, siempre teniendo como prioridad el superior interés del menor. Se informa puntualmente a los respectivos juzgados tanto de la evolución de las visitas e incidencias que se produzcan, como las propuestas de cambios, suspensión o cancelación de las visitas, en función de las circunstancias, comportamiento, o evolución de las personas implicadas.

El inmueble destinado a este fin en Jaén es una vivienda dotada de todos los servicios necesarios para que los encuentros de las familias con los menores se desarrollen en un ambiente cálido y acogedor. Dispone de distintas salas de estar, con juegos, espacios agradables para los menores, de reuniones y oficinas que facilitan el trabajo de los técnicos y, además, permite que se ejecuten simultáneamente distintas visitas.

Ahora en portada

Comentarios