Martes, 17.10.2017 - 00:35 h

Arfacyl celebra el 1 de abril una jornada contra el racismo que sufren en la escuela los niños adoptados y acogidos

La Asociación de Familias Adoptantes de Castilla y León (Arfacyl) celebra el próximo 1 de abril una jornada por la tolerancia con el objetivo de concienciar a la sociedad, en general, y a la comunidad educativa, en particular, de la necesidad de prevenir y combatir el racismo, xenofobia y discriminación que sufren, dentro y fuera del aula, los niños y adolescentes adoptados y acogidos.

Se abordarán los efectos que esta situación provoca en su integración, en la construcción de su personalidad y en su propia imagen, y se proporcionarán estrategias y herramientas para atajar episodios contra un colectivo minoritario y especialmente vulnerable.

La jornada, que se desarrollará en Valladolid y en la que participarán destacados expertos, va dirigida a profesionales, estudiantes, a toda la comunidad educativa y a familias adoptivas de Castilla y León.

El presidente de Arfacyl, Javier Álvarez-Ossorio, explica que la gran mayoría de los niños adoptados choca contra el racismo, antes o después, en mayor o en menor medida, en la calle, en los parques y en la propia escuela.

El racismo "sigue existiendo a todos los niveles", apunta. Reciben a diario comentarios que les recuerdan que son diferentes. "¿De dónde eres?", "vete a tu país", "chocolate", "chinita"...Estas vivencias minan su autoestima, su autoimagen, les hace sentirse solos, al no encontrar en su entorno espejos donde mirarse.

ESPAÑA, UN PAÍS MUY RACISTA

"España es todavía un país muy racista, que cree no serlo", apostilla Natividad Bueno, maestra, logopeda, miembro de Arfacyl y moderadora de la jornada, para quien "cualquier actitud de racismo o de discriminación hacia una persona inmigrante, es percibida por una persona adoptada como un ataque directo o indirecto". "Ellos se sienten entonces desfavorecidos, perseguidos o marginados", añade Lila Parrondo, psicóloga, directora de Adoptantis (un centro de información, preparación y apoyo psicoterapéutico para familias adoptantes) y ponente.

La primera prueba está en el lenguaje. "El español está cargado de frases prejuiciosas contra las personas diferentes", lamenta Parrondo, quien pone como ejemplo expresiones como "merienda de negros", "mano negra", "dinero negro".

A eso se suma, según Bueno, la asociación de imágenes de personas de otras características físicas a contenidos negativos en los medios de comunicación y a su invisibilidad en libros de texto y materiales escolares. E incluso apunta al famoso 'color carne' de la caja de pinturas que "excluye" a aquellos que no se ven reflejados en esa tonalidad.

Ante esta realidad, la jornada tratará de explicar los efectos que el racismo y la discriminación producen en los niños y adolescentes adoptados y profundizará en cómo la escuela aborda esas situaciones de racismo y xenofobia dentro de sus aulas. Para terminar ofrecerá estrategias a docentes y a padres para ayudar a los niños y adolescentes a enfrentarse a esas situaciones "que dañan".

Aunque Bueno reconoce que "se están dando los primeros pasos", asegura que "la realidad es que los niños adoptados y acogidos han llegado a la escuela sin que los docentes tuviesen los recursos y la preparación suficiente para integrarlos". "Los profesores juegan un papel muy importante, y deben elegir entre ser parte del problema o parte de la solución", sostiene, mientras recuerda que desde ámbitos como Arfacyl se proponen jornadas de sensibilización y de formación, y ofrece todos los recursos para que cualquier profesional pueda hacer sus consultas.

ACEPTAR LA DIFERENCIA

Como estrategias, tanto Parrondo como Bueno hablan de la necesidad, en primer lugar, de "aceptar y reconocer la diferencia", de que "ni padres, ni profesores sean ciegos al color", de educar en valores como el respeto, la tolerancia y la diversidad, de "no dejar pasar pasivamente ninguna situación, por pequeña que pueda parecer, de defender a los niños frente a ese tipo de episodios" y de enseñarles y entrenarles a defender sus derechos.

La jornada contará con el testimonio de la trabajadora social y mediadora familiar, Cari McCay, que narrará en primera persona qué representa una adopción transracial, cómo el color de piel y la adopción en sí generan situaciones de discriminación y cómo ella ha logrado construir su propia identidad.

Del mismo modo, la fotógrafa brasileña Angélica Dass, que lleva cinco años retratando diferentes tonos de piel bajo el inventario cromático de Pantone, a través de más de 3.000 personas de 13 países que han posado para su proyecto Humanae, tratará de desmontar la falsa preeminencia de unas razas sobre otras con su ponencia 'El arte como herramienta para romper estereotipos".

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, profundizará en los delitos de odio en España. De los efectos psicológicos que provoca sentir atacada la identidad hablará Lila Parrondo, mientras que Concha Antón, profesora del Departamento de Psicología Social y Antropología en la Universidad de Salamanca, pondrá "puntos y rayas" sobre las posibles fórmulas que se pueden poner en práctica para que la escuela combata el racismo.

La presentación de la jornada correrá a cargo de Ana Cabero Abad, directora del Creecyl, en representación de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa de la Junta de Castilla y León, mientras que la clausura corresponderá al presidente de la Asociación de Familias Adoptantes de Castilla y León.

Ahora en portada

Comentarios