Lunes, 20.11.2017 - 05:22 h

La Junta asegura que la familia de La Zarza recibía tratamiento cuando residía en la capital

El delegado de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, ha confirmado este lunes que la familia de los menores de La Zarza, cuya madre y su pareja fueron hallados muertos este sábado en una vivienda de La Zarza --entidad local autónoma (ELA) perteneciente a Calañas (Huelva)--, como consecuencia de un suicidio por ingesta de medicamentos, según ha determinado la investigación, era tratada por un equipo de tratamiento familiar (ETF) cuando residía en la capital.

La Junta asegura que la familia de La Zarza recibía tratamiento cuando residía en la capital

A preguntas de los periodistas, el delegado se ha referido a la situación de estos menores y ha lamentado la difícil circunstancia a la que se han enfrentado estos niños.

Ha recordado que en la capital eran tratados por "los equipos de tratamiento familiar de la Junta, por lo que tendrían sus actuaciones pertinentes por los técnicos".

Así, ha explicado que hace tres semanas se desplazaron a la Zarza, y "los servicios sociales no tenían constancia" de desamparo, así como el alcalde de La Zarza trasladó que la madre había ido al Ayuntamiento a solicitar información pero "nunca nada que pudiera acarrear la situación que ha derivado" finalmente.

Romero ha remarcado que la Junta ha abierto un expediente informativo para conocer la situación real de estos cuatro menores, los cuales están ahora con el padre biológico de tres de ellos.

Tras dejar claro que la Junta "va a trabajar para velar por el bienestar de los menores", el delegado ha hecho hincapié en que los niños son "lo más importante".

De este modo, ha explicado que los servicios de menores deben analizar la situación y abordar cómo es la convivencia con el padre, de manera que, "se va a velar para que las circunstancias sean las mejores".

Respecto al futuro de los menores, el delegado ha precisado que habrá que esperar si, judicialmente, se determina que se queden con el padre o bien pasan al servicio de menores al haber cualquier desamparo. De ahí, a su juicio, la importancia del informe del Servicio de Menores.

Además, ha asegurado que los niños, según la autopsia, llevaban "unos cuatro días" conviviendo con los cuerpos de los fallecidos, al tiempo que ha explicado que llevaron a La Zarza hace dos o tres semanas y no eran muy conocidos al residir, además, en una calle sin vecinos.

Ante esto, ha subrayado que "no se conocía la situación de los menores" ya que "en estas tres semanas no había ninguna constancia, ni del colegio, ni del Ayuntamiento, ni de la Policía Local, ni de los servicios sociales de ningún desamparo". No obstante, ante la trágica situación, ha subrayado que a partir de ahora la Junta "va a velar por lo mejor para los menores".

Ahora en portada

Comentarios