Sábado, 18.11.2017 - 07:52 h

Un hombre de 70 años recorre 1.600 kilómetros del Camino en una campaña para conseguir juguetes: "Todo es por los niños"

"Me han empujado los niños que yo podía hacer feliz", asegura Fernando Moreno a su llegada al Obradoiro tras salir de Olot el 2 de septiembre

Un hombre de 70 años recorre 1.600 kilómetros del Camino en una campaña para conseguir juguetes: "Todo es por los niños"

Fernando Moreno, vecino de Olot de 70 años, ha llegado en la tarde de este viernes a la Praza do Obradoiro tras recorrer en bicicleta 1.605 kilómetros del Camino, que se canjearán por regalos para niños en el marco de una campaña solidaria.

"Todo es por los niños", ha dicho Moreno nada más parar su bicicleta entre aplausos de miembros de Cruz Roja, familiares y otros peregrinos que lo han recibido en Santiago de Compostela ante una pancarta en la que se podía leer: 'Gracias, Fernando'.

Así, Fernando Moreno, conocido como "el héroe de la felicidad", ha participado en la campaña 'Kilómetros de Felicidad', de Cruz Roja y Euromaster, en la que cada kilómetro que ha recorrido se convertirá en un juguete para un niño.

Tras abrazarse a su hija y recibir un regalo en el que se le nombra 'Bicigrino del año', ha explicado que "el viaje ha ido muy bien, cada día ha ido mejor", y no le ha dolido "nada".

"Me han empujado los niños que yo podía hacer feliz al terminar esto, y por eso incluso he dado alguna vueltecita más para despistarlos a ellos (la organización), porque les dije 1.400 y al final han salido 1.605", explica. "Son 205 niños más que tienen un juguete".

Moreno salió de su casa Olot el 2 de septiembre, con 18 días pedaleando y tres de descanso. A Santiago ya llegó por primera vez el pasado lunes, pero ha proseguido su ruta por Fisterra y Muxía hasta llegar de vuelta a Compostela.

APOYO DE SU FAMILIA

A preguntas de la prensa, este vecino ha explicado que ha recibido el apoyo de su familia --tiene tres hijos, dos nietos, y un yerno "como si fuera un hijo"--, aunque su mujer ha estado "preocupada".

Para realizar este reto lleva preparándose desde el año pasado, y dice que "ningún" tramo ha sido difícil. Con todo, aunque tenía previsto etapas de entre 80 y 90 kilómetros, él ha ido a su "ritmo", ya que en días con 85 kilómetros sobre el papel ha acabado haciendo 142, mientras que otros de 80 ha realizado 60.

Todo este camino lo ha realizado el Camino "con la juguetona", el nombre de su bicicleta llamada así "porque hace juguetes". A su llegada ante la Catedral de Santiago ha dicho que haría "otros 1.600 kilómetros". "Otros 1.600 juguetes más haría, pero entonces me va a pegar la señora", ha agregado.

Finalmente, ha contado que se ha encontrado a "gente maravillosa en el Camino". Además de pedalear 1.600 kilómetros a sus 70 años, Moreno ha tenido tiempo de ayudar a un peregrino de Granada a subir su sillín.

Ahora en portada

Comentarios