Sábado, 19.10.2019 - 23:11 h
El Valle de los Caídos, cerrado al público

Cómo proteger a Franco: otra cerradura, rejas en las vidrieras y más vigilancia

El cementerio de El Pardo se prepara para, antes del próximo 25 de octubre, tener todo listo para recibir los restos del dictador.

Vigilancia a las puertas del cementerio de El Pardo
Vigilancia a las puertas del cementerio de El Pardo

El cementerio de El Pardo se prepara para recibir a Franco. El mismo día que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunciaba que la exhumación del dictador en el Valle de los Caídos se realizará en menos de dos semanas, la cripta a la que serán trasladados los restos y donde reposan ya los de su mujer, Carmen Polo, era acondicionada para dotarla de mayor protección. La cerradura que permite el acceso ya está cambiada y solo hay cinco llaves que puedan abrirla. También está en marcha la petición de unas rejas para impedir que se pueda entrar en la misma a través de las vidrieras. La cripta, además, sigue estando custodiada por patrullas de la Policía Nacional y el número de agentes ha aumentado en las últimas horas. 

Nadie puede ni tan siquiera acercarse a las cuatro escaleras sobre las que se erige una cripta que pertenece al Gobierno. Ayer estuvo abierta mientras se cambiaba una cerradura que, hasta hace unos días, estaba rodeada de imágenes de santos y alguna que otra telaraña -ahora no queda ni rastro-. Nadie podrá hacer copia de ninguna de las cinco llaves que abren la cripta si no dispone de un código.

No es la única medida de seguridad que se está tomando en un cementerio donde los vecinos que acuden cada día a ver a sus familiares comentan cómo el número de efectivos de la policía desplegados va aumentando. Solo ellos pueden pasar sin tener que presentar el DNI.

Cripta de la familia Franco en el cementerio de El Pardo
Cripta de la familia Franco en el cementerio de El Pardo

Estos vecinos pasan cada día por delante de una cripta que es lo primero que se ve nada más entrar en el cementerio de Mingorrubio. Sobria, de granito, cerrada a cal y canto y custodiada. Una campana y una cruz corona el tejado de pizarra negra. Una reja de hierro forjado protege la cristalera por la que días atrás se podía apreciar una capilla con seis bancos y unas escaleras con unos quince peldaños que descienden hasta la cripta, de unos treinta metros cuadrados y donde hay dos sepulturas (la de Polo y la de Franco), otra capilla y unos servicios. Pocos han visto su interior. Quienes lo han hecho dicen que es austero, sin rastro de símbolos franquistas (no hay águilas ni yugos ni flechas). Y en el techo una frase ("Yo soy el Alfa y la Omega") de la Biblia.

Algunos vecinos recuerdan los días en los que, durante la festividad de Todos los Santos, en esa capilla "se oficiaba misa". Hace tiempo que no se hace. El silencio todavía envuelve un cementerio en el que además de árboles cipreses hay encinas centenarias, por tratarse de unos terrenos de Patrimonio Nacional cedidos a la empresa municipal de servicios funerarios. Allí, y antes del día 25, llegarán los restos del dictador, según asegura el Gobierno. El anuncio de ayer supone ya la cuenta atrás definitiva después de más de un año desde que el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, comunicara su decisión de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos. En los últimos días son muchos los que han acudido hasta sus puertas para ver su tumba por última vez. 

El Valle de los Caídos, donde Franco está enterrado a la espalda de José Primo de Rivera, ha cerrado sus puertas. Hoy ya no se puede entrar. El coste de la exhumación y posterior reinhumación en el cementerio de El Pardo se acerca a los 11.000 euros. Son algunas de las pinceladas que se van conociendo sobre el traslado. Todo apunta a que la familia Franco será avisada 48 horas antes por si quieren asistir a la exhumación. Está previsto que los restos del dictador sean trasladados en helicóptero.

Así llegará hasta El Pardo, donde, según se acerca el día D, que el Gobierno no quiere desvelar todavía, son varios los mandos policiales que se acercan hasta Mingorrubio. Sobre la mesa tendrán ya cómo proteger todo el perímetro. En la única carretera de acceso que se realiza en coche abundan las cámaras de seguridad. En el camino suele verse a algún vecino de las casas cercanas haciendo deporte o llevando flores para sus seres queridos

Cementerio El Pardo
Cementerio El Pardo / Google Maps
Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios