Frank Cuesta: No me considero un aventurero, solo me gustan los bichos

  • La segunda temporada de "Wild Frank" arranca este domingo en Discovery Max con el objetivo de "grabar desde muy cerca" a los "cinco grandes" mamíferos del continente africano, donde el herpetólogo y presentador Frank Cuesta se ha encontrado muy "cómodo" a pesar de su "delicada" situación personal.

Madrid, 17 dic.- La segunda temporada de "Wild Frank" arranca este domingo en Discovery Max con el objetivo de "grabar desde muy cerca" a los "cinco grandes" mamíferos del continente africano, donde el herpetólogo y presentador Frank Cuesta se ha encontrado muy "cómodo" a pesar de su "delicada" situación personal.

"No es como el típico programa de La 2 en el que ves los leones de lejos. Esto es más nosotros, más de cerca, más a tocar, a ver qué pasa, y todos corriendo cuando uno se levanta", ha explicado Cuesta (León, 1971).

El presentador, que se hizo famoso en televisión por programas como "Frank de la Jungla" en Cuatro, ha aceptado el reto de lanzarse en busca los principales mamíferos de África -el leopardo, el león, el elefante, el rinoceronte y el búfalo-, a los que se acercará con su desparpajo habitual para mostrar a los espectadores sus aspectos menos conocidos.

"La experiencia ha sido muy intensa -añade el presentador-. África me apetecía bastante a nivel profesional y sobre todo, a nivel de locura. He estado muy cómodo, a pesar de que mis circunstancias personales no eran las mejores".

El herpetólogo ha confesado que ahora ve "una salida" positiva al caso de su exmujer Alissa Yuyee Intusmith, condenada a 15 años de prisión en Tailandia por posesión y tráfico de 0,212 gramos de cocaína y a quien, según Cuesta, le engañó la policía.

"La situación es muy delicada. Tailandia está bajo un golpe de estado, con lo cual todos los poderes están parados. Todo va muy lento, pero poco a poco se van aclarando las cosas. Es decir, el país ha estado bajo un halo de corrupción muy grande, ahora el ejército lo que hace es limpiar toda esa corrupción, con lo cual lleva tiempo", ha detallado Cuesta.

"Nada es para siempre. El sol, la luna y la verdad acaban saliendo. Solo es cuestión de tiempo", ha afirmado hoy Cuesta con optimismo en una entrevista con Efe.

Sin embargo, su trabajo en "Wild Frank" no se ha visto afectado por sus circunstancias personales, ya que el presentador ha asegurado que él es un "tío" que puede estar 20 horas haciendo cosas y durmiendo cuatro.

Lo que sí le ha supuesto una dificultad han sido los zarpazos de leones, las extremas condiciones climáticas del invierno africano y la mordeduras de serpientes, que en una ocasión incluso le dejaron la mano entumecida varios días.

"Los bomberos se queman, y yo me llevo arañazos", ha bromeado Cuesta, quien en su programa se cruza con más de 50 especies animales y dos tribus, bosquimanos e himbas, a lo largo de su recorrido por Namibia, Zambia, Botswana y Zimbawe.

La ruta, recogida en los seis capítulos que componen esta temporada, sigue el mismo itinerario que se marcó el conocido explorador británico David Livingstone, hace más de ciento cincuenta años.

"De David Livingstone lo que conocemos es la típica frase de 'Dr, Livingstone, I presume', pero nadie sabe realmente quién era o qué hacía; por eso, hemos hecho un pequeño repaso de lo que fue su vida. Más que nada, para explicar quiénes eran los exploradores reales, los que se jugaban la vida", ha explicado el presentador.

"Yo no me considero un aventurero, soy un entrenador de tenis al que le gustan los bichos", añade Cuesta, a quien le gustaría ser recordado como "el padre de sus hijos", más que como un explorador.

Mostrar comentarios