Martes, 10.12.2019 - 11:41 h

Hospital infantil hace de las pruebas de imagen un viaje por el espacio

El Hospital de Sant Joan de Déu de Esplugues ha convertido el área de diagnóstico por la imagen en un espacio sideral en el que los niños tienen la sensación de estar en el espacio mientras les hacen una prueba.

Esplugues de Llobregat (Barcelona), 18 sep.- El Hospital de Sant Joan de Déu de Esplugues ha convertido el área de diagnóstico por la imagen en un espacio sideral en el que los niños tienen la sensación de estar en el espacio mientras les hacen una prueba.

La iniciativa la ha desarrollado la empresa HP en colaboración con el Hospital Sant Joan de Déu y se ha presentado esta mañana en rueda de prensa.

La responsable del servicio de diagnóstico por la imagen, Teresa Maristany, ha destacado que "el cambio ha sido radical, los niños tienen la sensación de entrar en una nave espacial y vivir un cuento".

"Los TAC o las resonancias magnéticas son pruebas indoloras pero que provocan mucho miedo en los niños, por lo que a muchos de ellos había que sedarlos para poder someterlos a la prueba", ha explicado Maristany, que ha destacado que "ahora el niño está mucho más tranquilo en un ambiente más amable y hace que colabore más y esté más cómodo".

Hasta la puesta en marcha de la nueva decoración del servicio, en el hospital pediátrico, se utilizaban otros métodos alternativos, como, por ejemplo, la colocación de unas gafas con las que los niños podían ver la película que habían elegido.

"Con este sistema habíamos conseguido reducir en un 18 % las sedaciones a los pacientes", ha dicho Maristany.

La responsable de Planificación y Experiencia del Paciente del Hospital Sant Joan de Déu, Maria Josep Planas, ha subrayado que la puesta en marcha de esta iniciativa está en el marco del proyecto del hospital "para hacer más amable el centro", y ha destacado que "un hospital pediátrico no tiene porqué ser feo, no tiene porqué ser blanco, aséptico y frío, anclado en teorías de hace años que se deben ir cambiando".

Planas ha dicho que "el TAC se sigue haciendo como toda la vida, pero ahora es más amable y el niño tiene la sensación de vivir una aventura en lugar de un trauma".

La renovación de la decoración del servicio se ha hecho de manera integral, desde los vestuarios hasta las salas de preparación pasando por la propia máquina diagnóstica, y las imágenes recrean la vida cotidiana de un astronauta.

"El momento más mágico de la historia se produce cuando el paciente llega a la sala en la que se hace la prueba", ha explicado Planas, que ha destacado que "el niño ni tan siquiera ve el aparato en sí, sino que tiene la impresión de estar entrando en una nave espacial".

La decoración del servicio se ha desarrollado gracias a la tecnología de la empresa HP, que permite realizar impresiones aplicables sobre todo tipo de superficies con diferentes posibilidades en el campo de la decoración.

El vicepresidente de HP y director general del Negocio de Impresión en gran formato industrial, Xavier García, ha destacado que "la tecnología utiliza un tipo de tinta que es totalmente inocua y que se puede utilizar en un espacio tan aséptico como un hospital". EFE

1010186

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING