Iniciativa solidaria permite donar equipamiento destinado a niños sordociegos

  • Más de ochenta niños sordociegos de todo España, para quienes "el mundo termina donde llega la longitud de sus brazos", serán los beneficiarios de una iniciativa solidaria que ha permitido adquirir material didáctico y de estimulación necesario para mejorar su comunicación y su autonomía.

Madrid, 31 ene.- Más de ochenta niños sordociegos de todo España, para quienes "el mundo termina donde llega la longitud de sus brazos", serán los beneficiarios de una iniciativa solidaria que ha permitido adquirir material didáctico y de estimulación necesario para mejorar su comunicación y su autonomía.

Es el resultado de un proyecto que han presentado hoy la Fundación ONCE para la Atención de Personas con Sordoceguera (FOAPS) y los supermercados Carrefour en un acto al que acudieron el consejero madrileño de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, y los presidentes de la ONCE y de Carrefour España, Miguel Carballeda y Rafael Arias Salgado.

Los 'mediadores' o profesionales de la sede de la FOAPS en Madrid han explicado la labor que realizan con niños de todas las edades que sufren distintos niveles de discapacidad auditiva y visual, y algunos de los cuales residen en la sede de la Fundación.

Arantxa Arregui, una de las mediadoras del centro, ha explicado que la base del trabajo personalizado con los niños es que ellos "vean en el adulto a una persona de confianza" y a partir de ahí seguir un "proceso largo" consistente en "acercarle los objetos y personas del entorno".

Según Arregui, el trabajo con estos niños, siempre según cada caso, "permite después de varios años que puedan alcanzar niveles muy aceptables de comunicación".

Los 40 equipos donados serán puestos a disposición de 64 mediadores o profesionales que trabajan actualmente con un total de 83 niños que sufren sordera y ceguera.

Los equipos contienen ordenadores portátiles, líneas braille, teléfonos que hablan y vibran, avisadores de sonidos del hogar, relojes despertadores especiales y otro material didáctico, como juguetes y herramientas destinadas al desarrollo visual, auditivo y táctil.

Los equipos han sido adquiridos con la recaudación obtenida por Carrefour con la venta en sus supermercados de diez vídeos infantiles, por un total de 95.244 euros.

Al final de la visita y tras realizar la entrega de los equipos, el consejero Victoria ha reiterado su apoyo a la campaña y ha afirmado que estas discapacidades son objetivos de la política prioritaria de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad "está comprometida en mejorar las condiciones de vidas de las personas con discapacidad, entre ellas las que tienen sordoceguera", ha dicho Victoria.

Arias Salgado, por su parte, ha destacado que la acogida positiva a esta iniciativa ayuda a los ciudadanos "a asumir el deber social y la exigencia cívica de ser más solidarios" y a comprender la necesidad de ser "más próximos y más prójimos" con las personas que lo necesitan.

Cristina Candeira, una de las profesionales que trabaja en la sede de FOAPS, ha expresado a Efe su convencimiento de que su labor y la de sus compañeros procura "potenciar las capacidades de los niños en lugar de ver dificultades" y, además, les enseña a ellos a apreciar "lo que de verdad importa".

La directora del centro, Carmen Bayarri, ha expresado su satisfacción por el éxito de la iniciativa y ha agregado que la tarea de la FOAPS es "acercarle el mundo" a estos niños, para quienes, debido a su discapacidad, todo su universo "termina donde pueden extender sus brazos".

Mostrar comentarios