En Ferrol

Mari Carmen sigue esperando una casa digna 14 años después de ser expropiada

Su hijo denuncia que tiene 85 años, padece de alzhéimer y la casa donde vive sigue sin estar a su nombre. 

Mari Carmen y su hijo en Ferrol
Mari Carmen y su hijo en Ferrol
La Sexta

Los vecinos de Ferrol no entiende por qué una injusticia como la que vive Mari Carmen, mujer de 85 años que padece alzhéimer, sigue sin una solución 14 años después de ser expropiada. Cuando sucedió a todos los vecinos de la zona donde ella tenía dos casas de 149 metros cuadrados se les pagó 16.000 euros y facilitó una casa en la que vivir con la promesa de que se le pondría a su nombre. Han pasado los años y esta mujer ve como en esos terrenos ahora se están construyendo bloques de viviendas y ella sigue viviendo en una casa que todavía nadie ha puesto a su nombre después de que la constructora con la que pactó todo haya quebrado. Su hijo es el que ahora ha decidido denunciar esta situación en la que viven porque la vivienda en la que están "cuando llueve entra todo el agua". 

Según relata La Sexta, Albantur entró en concurso de acreedores y desde hace unos meses, otra constructora es la que edifica esos pisos. Ella sigue guardando aquel contrato que nadie ha cumplido y según parece cumplirán. Relata la cadena que se ha puesto en contacto con la nueva constructora, Abeconsa y la respuesta ha sido que no tenían conocimiento de dicho documento privado y "no pueden pagar compromisos de terceros". 

Denuncia en la cadena que en los terrenos donde vivían los pisos que ahora se están construyendo costarán entre los 156.000 y 186.000 euros mientras ellos viven en la casa donde les realojaron a la espera de que esté a su nombre y con muchos problemas de habitabilidad como la humedad. El hijo de Mari Carmen, que padece alzhéimer, indica que "el abogado nos ha indicado que se puede reclamar a Abencosa, a la Junta de Compensación o terceros con intereses". 

Mostrar comentarios