Lunes, 27.05.2019 - 06:00 h

Cuál es el origen de Halloween y los lugares más terroríficos de España

Con el paso de los siglos, Halloween y la noche de los difuntos ha evolucionado de la religiosidad a la fiesta y de las oraciones al 'truco o trato'.

El sector del ocio lanza una campaña de concienciación contra el ruido en Halloween

A medio camino entre el otoño y el invierno, entre la fiesta y el terror, la vida y la muerte. Halloween es una noche para la celebración en la que se mezclan religión, fantasía y superstición. Es la oportunidad perfecta para exorcizar nuestros temores pasando un mal rato cazando fantasmas, apariciones, espectros, zombies… o cualquier otra cosa que te haga tragar saliva, agarrar fuerte a tu acompañante o aflorar la risa floja.

La noche de los difuntos se celebra desde los tiempos de los celtas, hace más de 2.000 años. Tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como samhain –pronunciado 'sow-in'–, que significa 'fin del verano' y que coincidía con el solsticio de otoño.

Durante esa mágica madrugada se creía que el más allá inundaba la tierra y los difuntos abandonaban su descanso eterno para caminar entre los vivos, que trataban de comunicarse con los muertos. Por eso era habitual colocar una vela encendida en las ventanas para que las almas errantes "encontrasen el camino".

[Te puede interesar: ¿Casas con fantasma? Una web te dice si alguien ha muerto de manera violenta en tu vivienda]

La celebración tomó un carácter más solemne cuando, en el siglo octavo, el Papa Gregorio III fijó la celebración del Día de todos los Santos el día 1 de noviembre, pero no fue hasta 1745 cuando se acuñó la palabra Halloween, una derivación de la frase 'all hallows eve' (víspera de todos los santos, en inglés).

Con el paso de los siglos, la noche de los difuntos ha evolucionado de la religiosidad a la fiesta, de las oraciones al 'truco o trato', con un montón de niños –y no tan niños– disfrazados festejando por las calles e intercambiando sustos por 'chuches'.

[Te puede interesar: Halloween 2013: la leyenda negra de Zugarramurdi, el pueblo de las brujas]

Ese Halloween 'made in Usa' ha experimentado una enorme popularidad en España en los últimos años. Sin embargo, aunque aquí no tengamos al Jinete sin cabeza, si disponemos de aterradoras tradiciones y lugares misteriosos como para disfrutar de una noche de los difuntos terroríficamente española. Éstas son algunas sugerencias:

La Laguna negra y la leyenda de Alvargonzález (Soria).

El canto de las ánimas en Tajueco (Soria).

Romasanta, el hombre lobo español (Orense).

La leyenda de la cruz del diablo (Cuenca).

El monasterio de E Escorial y 'la boca del infierno' (Madrid).

La Santa compaña (Galicia) y la Guestia (Asturias).

Las brujas de Zugarramurdi (navarra).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios