Domingo, 17.12.2017 - 06:40 h

De fuegos artificiales a doce uvas: así celebran la Nochevieja en el mundo

Lainformacion.com recopila cómo celebran las principales ciudades del mundo la entrada al Año Nuevo. 

Desde Nueva York a Ámsterdam, pasando por Tokio o Budapest, los ciudadanos lo celebran por todo lo alto. 

De fuegos artificiales a doce uvas: así celebran la Nochevieja en el mundo

La Nochevieja es un momento de celebración con los que más queremos. Decimos adiós al año y empezamos uno nuevo con grandes propósitos y metas. Pero la llegada del año nuevo no se celebra en todo el mundo de la misma manera. En lainformacion.com hemos recopilado cuáles son las tradiciones más arraigadas en las principales ciudades del mundo.

Cuando este sábado por la noche, justo antes de tomar la última uva, celebremos en España el Año Nuevo, medio mundo ya llevará varias horas viviendo en 2017... Pero al otro medio le quedarán unas cuantas para despedir 2016. En el otro lado del planeta, a más de 20.000 kilómetros de nuestro país, el primer lugar que entrará en el nuevo año es Kiribati, una diminuta nación en el Pacífico formada por una treintena de atolones y una isla que ocupan una superficie de 800 kilómetros cuadrados y viven 100.000 habitantes. Nueva York

El fin de año en Nueva York es uno de los más famosos del mundo. Alrededor de un millón de personas se reúnen en la mítica plaza de Times Square para ver cómo baja la famosa bola de cristal que marca la entrada del nuevo año. El turista que acuda a la plaza puede disfrutar de actuaciones musicales, fuegos artificiales, espectáculos de globos y confetis.

Pero... ¿Cómo se hace el confeti que se utiliza en NY? A lo largo de todo el mes de diciembre, cientos de miles de personas escriben sus deseos para el nuevo año en pequeños papeles que luego cuelgan en un gigantesco mural. Son estos papeles los que después se lanzan desde lo alto de Times Square como confeti. Otra de las tradiciones más señaladas en esta ciudad estadounidense es la de besar a una persona para celebrar el nuevo año: parte de la gracia reside en el hecho de que la persona no tiene por qué ser su pareja.Sidney

En el otro lado del mundo también celebran la Nochevieja de una forma original. Y es que, en Australia es verano en enero y los australianos acostumbran a ir a la playa para celebrar la entrada del año. Los habitantes de Sidney celebran el año nuevo haciendo el mayor ruido posible: suenan las bocinas de los coches, las campanas de las iglesias y silbatos de todo tipo. Además, el espectáculo de luces y fuegos artificiales que se forma sobre la capital australiana es espectacular, sobre todo, si se contempla frente al Sidney Opera House.Londres

La capital del Reino Unido también recibe el año nuevo a lo grande. Los londinenses se congregan en los lugares más emblemáticos de la ciudad, como Trafalgar Square, Piccadilly Circus o el Big Ben. Juntan sus brazos, entonan la mítica y milenaria canción 'Auld Lang Syne'. Sin embargo, una Nochevieja en Londres no está completa si no se observa el espectáculo de fuegos artificiales sobre el tío Támesis. Su duración es de más de diez minutos. Además, la noche es joven y no es difícil encontrar un bar o un pub en la que celebrar la entrada del año hasta altas horas de la madrugada.

Hong Kong

Un destino exótico para celebrar el 2017. Sin embargo, al igual que ocurre en el resto de China, no se celebra el año nuevo al mismo tiempo que en el resto del mundo. Se debe a que la festividad se rige por el ciclo lunar, lo que hace que el año nuevo chino comience entre el 21 de enero y el 20 de febrero. Los festejos en la ciudad pueden durar hasta dos semanas. La gente llena las calles, en las que se celebran todo tipo de coloridos desfiles. De forma paralela, se puede asistir a innumerables espectáculos pirotécnicos. El objetivo de estos es ahuyentar a los malos espíritus y atraer así la buena suerte.Tokio

Para los japoneses, la celebración de un nuevo año es una de las fiestas más importantes. La fiesta dura varios días y se pasa en familia. Los japoneses tienen una concepción muy indivdualizada de los años, por lo que la entrada a un nuevo año se considera una oportunidad para empezar de cero en todos los sentidos. Por esta razón, celebran fiestas llamadas 'bonenkai' en las que se busca dejar atrás todos los problemas y preocupaciones, olvidando los malos ratos del pasado y mirando al futuro con optimismo. El amanecer del día 1 se contempla con especial respeto, al considerarlo un símbolo. El resto del día se vive de forma tranquila y sin preocupaciones.

El Cairo

La ciudad egipcia recibe cada vez un mayor número de turistas que quiere despedir el año allí. Es costumbre celebrar la Nochevieja en restaurantes, hoteles o discotecas, entre las que destacan el 'Club de Jazz Cairo', el 'Club Morocco' o el 'Latex'. Son muy famosas las fiestas que se celebran en el hotel Hilton, 'The Nile'. La población local acostumbra a celebrar la entrada del nuevo año cenando junto a la familia; las mujeres visten coloridas ropas y los niños y niñas comen bombones.Río de Janeiro

Las celebraciones en la ciudad brasileña son de las más famosas del mundo, sobre todo si se tiene en cuenta que en el país es verano el 31 de diciembre. La gente acude en masa a las playas para celebrar la fiesta del Lemanjá, en honor a la diosa del agua del folklore brasileño, a la cual adoran lanzando al mar millones y millones de pequeñas velas flotantes. Contemplar el espectáculo en las playas de Copacabana e Ipanema es una auténtica delicia, y, junto al espectáculo de fuegos artificiales, Río es uno de los grandes destinos para celebrar la Nochevieja.

Roma

La tradición en Italia dice que no se puede empezar el año con buen pie si no es comiendo lentejas. Que no nos extrañe si vamos a Roma a pasar la Nochevieja y que nos encontremos que lo único que haya para cenar sea un plato de lentejas. Otra tradición típica de la capital italiana es la de regalar a las mujeres lencería íntima de color rojo, ya que atrae la buena suerte. Obligada es la visita durante estos días a la plaza del Popolo, en la que se congregan miles de personas durante la noche del 31 de diciembre, con conciertos de música de distintos tipos. La misma plaza alberga al día siguiente actuaciones de juglares y acróbatas que, sin duda, hacen las delicias de los más pequeños.París

Viajar a la 'ciudad del amor' para celebrar el nuevo año siempre es buena idea. Fieles a su larga tradición vinícola, los franceses despiden el año brindando con copas de champagne y bebiendo vino blanco y vino caliente. Un lugar al que no se puede faltar si se va a París es a la avenida de los Campos Elíseos. En ella se congregan miles de parisinos para contemplar los fuegos artificiales que se despliegan sobre toda la ciudad. La celebración discurre hasta altas horas de la madrugada al ritmo que marcan los petardos y los 'papillottes', unos pequeños bombones de los que se desprende una pequeña explosión al quitarles el envoltorio.

Ámsterdam

El año nuevo en Ámsterdam ofrece muchas sorpresas. Por ejemplo, el Festival de la Luz, que durante todo el invierno invade la ciudad de preciosas obras de arte luminosas. O también se puede disfrutar de los espectáculos callejeros y las celebraciones oficiales que se ubican en la Oosterdok, donde un galeón del siglo XVIII es el escenario de conciertos y fuegos artificiales. Para entrar en calor, hay que asegurarse de hincarle el diente a delicias locales como el oliebollen, unas tortitas redondas cubiertas de azúcar que se pueden acompañar con una buena jarra de cerveza.Berlín

De una de las capitales europeas de la fiesta nocturna se puede esperar una Nochevieja de lo más divertida. Más de un millón de personas se aglutinan a lo largo de dos kilómetros, entre la Puerta de Brandemburgo y la Columna de la Victoria para disfrutar de una fiesta en la calle con música en vivo, carpas, muchísima cerveza y un castillo de fuegos artificiales a medianoche que ilumina toda la ciudad.

Edimburgo

Es una de esas ciudades que no dejan de sorprender. Si nos olvidamos del frío, nos podemos preparar para celebrar como se merece a lo que los escoceses llama 'Hogmanay'. Es una de las mayores fiestas de Nochevieja del mundo: dura cuatro días y en ella se pueden disfrutar de conciertos, bailes, fuegos artificiales y desfiles de vikingos con antorchas. Para celebrar la entrada el año, todo el mundo se da las manos y canta 'Auld Lang Syne'.Viena

Calles cubiertas de nieve, luces de Navidad, zonas comerciales preciosas... y una ciudad imperial que es capaz de seducir a todo aquel que la visita. Viena es un lugar mágico para pasar la Nochevieja. Uno de los planes es disfrutar del Gran Baile en el Palacio del Hofburg, pero, si no se consigue entrada, hay alternativas como conciertos o espectáculos de burlesque a orillas del río Danubio. Al día siguiente, es recomendable acudir al famoso concierto de año nuevo de la Filarmónica, que se puede ver en una pantalla gigante frente al Ayuntamiento de Viena. 

Copenhague

La fría Copenhague 'arde' para celebrar el año nuevo. Además del discurso de la Reina, los fuegos artificiales toman la capital de Dinamarca. Hay espectáculos temáticos cada día en el Tívoli y los parques de atracciones más antiguos del mundo se engalanan. A pesar de que muchos daneses cenan en casa ese día, algunos restaurantes hacen ofertas especiales.Budapest

Las celebraciones para dar la bienvenida al año nuevo duran tres días y la noche del 31 se convierte en la culminación de una larga serie de fiestas y acontecimientos que sacuden por completo. Hay fiesta en todas las partes de la ciudad y se puede decidir a qué lugares ir. Se puede celebrar tanto en la calle con espectáculos o refugiarse en uno de los bares más famosos de Budapest. Los húngaros, como sus vecinos de Austrai, también comienzan el año con un concierto de música clásica en la Ópera.Madrid

La capital de España despide el año comiendo las doce uvas en la Puerta del Sol. Hay muchos ciudadanos que consideran que entrar en el nuevo año vistiendo una prenda íntima de color rojo da buena suerte. Otros brindan con una copa de cava con un anillo dentro. Lo cierto es que Madrid no para en toda la noche y se puede encontrar un bar o discoteca para celebrar la Nochevieja a gusto. Cuando amanece, es tradicional desayunar chocolate con churros.

Ahora en portada

Comentarios