Lunes, 17.12.2018 - 00:02 h

Llegamos tarde a todo... el 64% de españoles es impuntual aunque odia que le hagan esperar

Una encuesta señala que la mayoría de las personas acude siempre entre 5 y 15 minutos tarde a una cita. Nos retrasamos más en los encuentros con amigos.

Sin embargo, los ciudadanos se sienten también víctimas de los impuntuales crónicos: el 92% admite que siempre tiene que esperar. Diversos estudios señalan que la impuntualidad obedece a motivos científicos. ¿Estás de acuerdo?

¿Por qué llegamos tarde a todo?

Para la gran mayoría de los españoles llegar tarde a una cita es una falta de respeto. Pero a la hora de mirarnos en el espejo, admitimos que somos impuntuales y llegamos tarde a todo. Según una encuesta de la app Wave, el 67% de los españoles llegan siempre entre 5 y 15 minutos tarde a una cita. Sin embargo, son conscientes de que esto supone una actitud muy repudiable. Pero, si es a la inversa, detestan que les hagan esperar.

Te puede interesar: Estos son los siete errores que no puedes cometer nunca en una entrevista de trabajo

La app Wave permite trazar itinerarios para quedar con los amigos. Según explican sus artífices en el trabajo, a los que más les toca esperar es a ellos (el 67% llega con retraso). Con la pareja o compañía sentimental somos más precavidos, aunque el 22% asegura que siempre le hacen esperar a sus parejas en los encuentros pactados.

Donde los ciudadanos más tienen cuidado es en las reuniones de trabajo. Solo el 11% afirma que suele llegar tarde a un encuentro de este tipo o entrevista laboral. Ocho de cada diez encuestados, por su parte, afirma que es puntual en su entrada al trabajo.

El 39% reconoce que lo que nunca intenta es llegar tarde a una boda, mientras que el 36% considera primordial acudir en tiempo y forma a las citas amorosas. El mismo porcentaje se mantiene para la consulta con el médico. De todas formas, los españoles creen que suelen ser más víctimas que victimarios en cuestiones de impuntualidad: el 92% manifiesta que siempre le toca esperar al menos 5 minutos en una cita, de la índole que sea.

La espera por los retrasos es algo que disgusta profundamente a la mayoría, pero casi todo el mundo admite salir con el tiempo justo. A la mitad de los españoles les molesta mucho que la gente se retrase en una cita, de hecho el 56% reconoce que le parece una falta de respeto, además de sentir que les hacen perder el tiempo.

Entre los estudios que han analizado por qué una persona es impuntual destacan varios que coinciden en que existe una razón científica que justifica la impuntualidad. Un trabajo de la investigación de la Universidad Federal de San Diego State, por ejemplo, liderada por el científico Jeff Conte, asegura que existen dos clases de personas: unas que tienen la capacidad de percibir el tiempo de manera más precisa, mientras que el segundo grupo entiende el paso del tiempo de forma más lenta.

A esta conclusión se llegó luego de comparar la percepción del tiempo que tenía un grupo de personas puntuales en relación a otro grupo impuntual. ¿Los resultados? Quienes decían llegar en tiempo tenían una percepción exacta de cuando transcurría un minuto, mientras que el segundo grupo recién se daba cuenta que el minuto había pasado 17 segundos después."Falacia de la planificación"

Los psicólogos que participaron del estudio explican que las personas impuntuales consideran que pueden hacer más cosas de las que realmente es posible durante el tiempo que disponen. Este fenómeno se conoce como "falacia de la planificación", el cual supone una falsa creencia de que concretar ciertas tareas lleva menos tiempo del que en realidad requiere.

En las observaciones del doctor Conte, los individuos con personalidad de tipo A, aquellos que se mueven rápido, se guían por metas y son a veces hostiles, suelen ser más puntuales, dijo. Las personas de tipo B, que son más relajados, suelen llegar más tarde.

Para finalizar, los especialistas explican que la impuntualidad también tiene cierta relación con la forma en que se lleva el reloj: quienes lo miran seguido tienen menos probabilidades de llegar tarde en comparación a aquellos que lo ven con poca frecuencia. Asimismo, mencionan que no en todos los países la impuntualidad tiene la misma connotación.

Justin Kruger, psicólogo social y profesor en el departamento de marketing de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, quien también se ha dedicado a analizar en detalle esta cuestión, considera que las personas proclives a la impuntualidad básicamente subestiman el tiempo que les llevará hacer una tarea.

En esta línea, Roger Buehler, profesor de psicología en la Universidad Wilfrid Laurier en Waterloo, Ontario, ha calculado que las personas subestiman en un promedio del 40% el tiempo que necesitan para realizar una tarea. Sus estudios han encontrado el mismo problema para asuntos tan pequeños como poner una carta en el correo y tan importantes como hacer la declaración de renta.

Pau Obiol, psicólogo de Isep Clínic Barcelona y especialista en bienestar emocional y mindfulness, afirmó en un artículo publicado en La Vanguardia que muchos de los impuntuales son crónicos por la falacia de la planificación, porque subestiman el tiempo que necesitan para hacer una tarea. "Son personas con un sesgo cognitivo, que hacen juicios ilusorios, incorrectos, del tiempo y de sus recursos", indicó en un reportaje publicado el pasado año.

Un estudio publicado en 2012 en la revista Organizational Behavior and Human Decision Processes encontró que lograr que una persona se imagine mentalmente una tarea desde la perspectiva de un observador externo la lleva a realizar predicciones más realistas sobre el tiempo que llevaría hacer la tarea, dijo M. Buehler, el principal autor del estudio.

Ahora en Portada 

Comentarios