Miércoles, 13.12.2017 - 17:32 h

Estas son las diez supersticiones para Año Nuevo en el mundo

Alejar los malos espíritus, encontrar el amor, ganar la Lotería... Hay para todos los gustos. ¿Cuál es la superstición o tradición con la que cumples en Nochevieja?. 

Así se celebra la Nochevieja en el mundo. 

Estas son las diez supersticiones para Año Nuevo en el mundo

Alejar los malos espíritus, encontrar el amor, ganar la Lotería... Hay para todos los gustos. En muchos países del mundo es costumbre cumplir una serie de 'rituales' para que el Año Nuevo traiga lo que se desea. Te dejamos aquí una lista de las más tradicionales. Las doce uvas, la tradición 'made in Spain'

En nuestro país, la tradición para recibir el nuevo año es tomarse doce uvas al son de las doce campanadas que el reloj marca cuando es medianoche. Cada una de las uvas simboliza cada mes del año, por lo que al comer este número se intenta que la suerte esté presente en todos ellos.

Ropa interior roja

En España y en otros países de origen latino, es costumbre llevar ropa interior roja o amarilla en Nochevieja. Elegir un color u otro tiene un origen supersticioso. Si nos decantamos por el color rojo, lo que se busca en el nuevo año es amor. Si elegimos el color amarillo, lo que interesa esa atraer dinero. En algunas zona se opta también por el color verde como una forma de conseguir salud.

El beso de Año Nuevo

En Estados Unidos y también en algunos países latinos, lo primero que hay que hacer después de celebrar la entrada del año es elegir a una persona y besarla con el propósito de atraer el amor. Se cree que si no se hace, el siguiente año suponen 365 días de soledad.

Lentejas a la italiana

En Italia lo que se lleva son unas buenas lentejas. Es tradición cenar un plato de lentejas para despedir el año. Y es que, los italianos piensan que el año nuevo vendrá cargado de abundancia, riqueza y dinero. Cuantas más lentejas se coman, más riqueza se conseguirá durante el año entrante.

Fundir plomo para ver el futuro

En países como Alemania o Austria es tradición realizar la conocida como 'Bleigieben', que consiste en quemar una figura de plomo sobre una cuchara con una vela hasta que se funda. Después, se echa el líquido en un vaso de agua. La figura que resulte pronostica lo que el Año Nuevo trae.

Romper la vajilla

En Dinamarca es tradición subirse a una silla con la primera campanada de Nochevieja y terminar saltando de ella con la última para atraer la fortuna. Lo de romper platos llega en Año Nuevo: la vajilla rota se coloca en la puerta de cada vivienda, ya que se cree que un montón de platos rotos simbolizan que sus residentes tienen muchos amigos.

La unión de la familia

En Francia, la cena familiar de Nochevieja es un acontecimiento muy importante. Se conoce con el nombre de 'Réveillon de la Saint-Sylvestre'. El banquete sirve para unir a la familia y amigos. La cena suele estar acompañada, como también ocurre en Escocia, con el regalo que hayan llevado los invitados a la mesa.

El 'first footing'

La puntualidad en Reino Unido es uno de los rasgos que más distinguen a los habitantes de este país. De ahí que lleven su 'obsesión' por el reloj hasta la última noche del año, donde el 'first footing' se ha convertido en toda una tradición. Con este nombre se conoce a la práctica de llegar el primero a visitar a familiares o amigos después de que el Big Ben haya dado las campanadas.

Agua fuera

En Uruguay es costumbre la noche del 31 de diciembre tirar un cubo de agua por la ventana para lanzar con él las posibles malas vibraciones de la casa y dejarla limpia de energías negativas para el Año Nuevo.

Quemar un muñeco viejo

En países como México, Perú y Venezuela es costumbre quemar un muñeco viejo hecho con trapos y telas. En su interior, el muñeco está lleno de petardos para que al quemarlo haga ruido. De esta forma, se simboliza el cierre que se da a los malos momentos del año y se atraen además buenas experiencias que se esperan de cara al próximo.

Tocar las campanas hasta 108 veces

En el otro lado del mundo el Año Nuevo se festeja con una gran celebración. Así, en Japón se tocan hasta 108 veces las campanas de los templos budistas. La tradición se llama 'Joya No Kane' y se anima a creer que, con cada tañido, desaparece cada uno de los 108 pecados innatos del ser humano.

Ahora en portada

Comentarios