Lunes, 18.12.2017 - 00:31 h

No son 44 víctimas de violencia de género, eran Ana, Carmen, Elena... Así fue cada crimen

Quemadas vivas, rociadas con gasolina, acuchilladas en portales de edificios... Estos han sido los 44 asesinatos registrados en España en lo que va de año, que conmocionan a todos.

Dicembre ha sido un mes especialmente trágico. Una mujer ha muerto presuntamente a manos de un compañero de trabajo, otra fue asesinada por su marido y una tercera por su ex pareja.

Las últimas tres mujeres asesinadas: Ana, Elena y Carmen

2016 ha sido un año trágico en lo referente a violencia de género. 44 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas a lo largo de estos 365 días.  

Así ha sido cada uno de los 44 crímenes sucedidos este año. No son números, son vidas rotas. Estas son las mujeres muertas (otros casos no están del todo confirmados) por violencia de género en 2016.

Mariana Carmen Radú, de 43 años, estrangulada por su pareja (4 de enero de 2016)

La localidad rumana de Namoloasa, en Galati, está cerca de la frontera con Moldavia. En esta villa de poco más de 2.800 habitantes había nacido hace 43 años Mariana Carmen Radu. Allí todavía lloran su asesinato en Madrid el 4 de enero de 2016, a manos del cobarde que se hacía llamar su novio.

Silvia García S. de 33 años apuñalada por su expareja en Galápagos (Guadalajara), 5 de enero

Silvia García, de 33 años ha muerto, supuestamente apuñalada por su pareja, en la localidad guadalajareña de Galápagos. La mujer apuñalada y muerta por su pareja dejó una niña de cinco años, que se ha ido a vivir con sus abuelos a Serranillos, Madrid, de donde era natural. Un hombre habría disparado en plena calle en Vila-Seca (Tarragona) varios tiros en la cabeza su exmujer que ha muerto a causa de las heridas y posteriormente se habría suicidado disparándose en el abdomen. Los hechos han tenido lugar sobre las 9.30 de la mañana en plena calle Sant Bernat Calbó de la localidad tarraconense, en la puerta de la vivienda de la mujer fallecida.

Mirella Gheorge, 21 años, fue ahogada en un embalse en Badajoz (7 de enero)

El detenido como supuesto autor de la muerte de esta joven de 19 años, cuyo cuerpo sin vida apareció flotando en la mañana del jueves en el pantano de Alange, tenía antecedentes penales por maltrato en el ámbito familiar y sobre él pesaba una orden de alejamiento.

Isabel Laureana Cebrián, de 59 años asesinada en Quintanar de la Orden (Toledo) (11 de enero)

Recibió más de 30 puñaladas. El hermano del marido de la ex concejala de Quintanar de la Orden (Toledo) Isabel Laureana Cebrián, que fue asesinada el pasado 11 de enero, ha sido detenido por orden judicial como consecuencia del resultado de unas diligencias de investigación practicadas por el juzgado.

Lucinda Expósito Méndez, 43 años, asesinada en Tarragona (13 de enero)

La pareja (de 43 años ella y 59 él) estaba separada y tenía dos hijas, de 25 y 15 años y la mujer estaba rehaciendo su vida. El asesino, Santos G. M., , que tenía un taller de reparación de electrodomésticos cerca del domicilio de su expareja, se personó en la puerta de la vivienda de la mujer, Lucinda E.M. y la mató a tiros.

María Santos Gallardo de 73 años degollada por su marido en Valencia (22 de enero)

Emilio B.A., de 77 años, golpeó y degolló y sembró el silencio entre las paredes del número 15 del Carrer del Marí Albesa, robando a María el derecho a disfrutar de sus hijas y nietos. Luego se suicidó.

Lisa Jane Little, de 49 años fue estrangulada por su marido (23 de enero) en Calvia, Mallorca

Warren Little, de 50 años. Ha sido detenido. El pasado sábado era asesinada en Mallorca, lejos de las calles de la localidad deKilburn, al norte de Londres, en la que no pueden creer su muerte. El cruel asesinato es especialmente doloroso para su anciana madre, Joan, y para su hija Demmi Nicole de 18 años, a la que estaba muy unida.

Ascensión Amores Porcel, a sus 46 años, murió a golpes en Avilés (Asturias) (27 de enero)

Ascensión Amores Porcel, quien murió como consecuencia de los golpes de su marido, Julio Pardo Cimiano, en Avilés.Pardo Cimiano le propinó varios golpes en la cabeza con una llave inglesa y posteriormente la asfixió con la almohada, según revelan los datos de la autopsia del cadáver. El cuerpo de Ascensión estaba tendido sonbre la cama matrimonial de su casa, en el sexto piso del número 11 de la calle Fernández Balsera. El cadáver yacía inmerso en un charco de sangre.


Ana Gómez Nieto, 40 años asesinada de un disparo en Lugo (11 de febrero)

Ana Gómez Nieto, de 40 años fue asesinada por un disparo de "arma larga" de fuego,presuntamente a manos de su pareja, en la localidad lucense de Becerreá.
Fuentes de la investigación confirmaron que su pareja sentimental, un varón de 29 años, ha sido detenido por agentes de la Guardia Civil en el propio lugar donde ocurrieron los hechos y ha sido trasladado al cuartel.

Paqui (Francisca Maroto Martinez), 71 años, estrangulada y acuchillada en Valencia (13 de febrero)

Su pareja, 74 años, en estado de shock y con heridas en las manos fue detenido.
Soraya Gutierrez, de 37 años, asesinada a tiros en Zaragoza (22 de febrero)
Rubén Moreno Portero, de 41 años asesinó en un bar de Zaragoza a su exnovia, Soraya Gutiérrez, de 37. Fue dejado libre tras haberla amenazado de muerte y pese a que ya le constaban antecedentes por otro caso de amenazas que protagonizó años atrás y del que fue víctima su hermana. El 5 de febrero, Rubén Moreno entró en casa de su exnovia. Ella se lo encontró al regresar al domicilio, en el que la mujer convivía con su hijo de 6 años –fruto de una relación anterior–. Rubén Moreno la amenazó de muerte y así lo denunció ella. En la madrugada del pasado lunes, 22 de febrero, aparecieron los cadáveres de Rubén Moreno y de Soraya Gutiérrez en el bar en el que ésta trabajaba. Él la mató a tiros y luego se suicidó.

Soraya G. S., de 37. fue asesinada por su expareja de 41 en el bar Planet, en Zaragoza el 22 de febrero.

Según el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, había una orden de alejamiento del hombre con respecto a la mujer que ha sido asesinada. El hombre se suicidió después. Los cadáveres se encontraron a primera hora de la mañana cuando ha llegado hasta el establecimiento la propietaria del local para abrir al público. La mujer ha salido gritando: "La ha matado, la ha matado...", según han relatado los vecinos. 

Ambas murieron por heridas causadas por un arma de fuego, según ha confirmado la Policía Nacional. Ella era camarera llamada Soraya, de 37 años.  Una amiga de la camarera fallecida ha explicado a agentes policiales que el presunto agresor hacía un tiempo que no la molestaba, si bien ella sabía que tenía una pistola en su poder.

Victoria Sard Massanet, de 19 años asesinada por su pareja en Son Severa (Mallorca) (11 de marzo)

"Creo que he matado a mi novia", desvelaba el Diario de Mallorca. Carlos Germán V.G., colombiano de 22 años, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Artà acompañado de un abogado y efectuó esta declaración con aparente tranquilidad. Poco después los agentes de la Benemérita confirmaban en un domicilio de Son Servera los peores pronósticos. En el dormitorio yacía el cuerpo sin vida de Victoria Sard Massanet. La víctima tenía 19 años y según los primeros indicios había sido asfixiada. El presunto asesino ya fue condenado en 2014 por malos tratos a la misma chica. Cumplió una pena de trabajos en beneficio de la comunidad y ocho meses de alejamiento. Conocidos de la pareja explicaron que luego esperó a que ella cumpliera los 18 años para convencerla para que volviera con él, pese a la oposición de sus padres.

Silvia Hernández Álvarez tenía 34 años y fue asesinada en Gijón víctima de una hemorragia. (14 de marzo).

El hombre detenido en Gijón por el asesinato de su pareja sentimental, Silvia Hernández Álvarez, de 34 años, ofreció versiones contradictorias a la Policía, señalando primero que la mujer había sido agredida por otras dos en la calle y después que habían discutido en el domicilio familiar la madrugada y que pudo en un momento de la discusión haberla clavado un arma blanca, durante un forcejeo, según La Nueva España. De acuerdo al relato policial, el hombre, de 46 años, llamó a las 6.15 horas al 112 para informar de que su pareja no respondía y estaba "fría", aunque la agresión se había producido casi 24 horas antes. Según él, la noche anterior habían salido a cenar y en el domicilio iniciaron una disputa. Una vez personados los sanitarios en el lugar, comprobaron que la mujer estaba muerta y hallaron restos de sangre en la cama y dos heridas incisas en el costado izquierdo. La víctima falleció de una hemorragia interna. El detenido se negó a declarar en Comisaría pero ante las versiones contradictorias que ofrecía y los antecedentes que tenía fue arrestado.

María del Carmen Lauría, de 48 años falleció por arma blanca en Alicante (12 de abril)

Los hechos tuvieron lugar en una vivienda unifamiliar de la calle Las Flores de la localidad alicantina alrededor de las 13:00 horas. La hija de la víctima, de 16 años encontró el cuerpo sin vida de su madre y alertó a la Policía Nacional, según desvelaba la cadena SER.  En ese momento se encontraba en la vivienda el presunto autor de la agresión mortal, F. J. M. M. de 49 años y de nacionalidad española. Éste presentaba una herida en la nuca y sufría un ataque de ansiedad, por lo que fue trasladado al Hospital de la Marina Baixa, en Villajoyosa, donde fue custodiado por la Policía en calidad de detenido. La víctima, originaria de Argentina y de 48 años de edad, presentaba "tres heridas punzantes en el pecho y dos en el cuello" y convivía con su agresor desde 2010.

Cristina Galvez Ariza, de 36 años muerta a tiros en Sant Feliu de Lobregat (14 de abril)

Un mosso d'Esquadra mató a su expareja y después se suicidó en un piso de Sant Feliu de Lobregat (Barcelona). En el momento del suceso se encontraban en la casa la hija de la pareja y otra familiar, ambas menores, según fuentes cercanas al caso.

Yolanda Jiménez asesinada a los 48 años en Salamanca (17 abril)

El cadáver de Yolanda Jiménez Jiménez fue descubierto en un inmueble del número 60 poco después de las ocho de la tarde de este domingo. Recibió dos heridas por arma blanca que resultaron mortales. Los vecinos alertaron a la Policía Nacional tras escuchar gritos en el interior del domicilio de la víctima. Los agentes se encontraron la puerta destrozada. Fue asesinada por su expareja, Roldán Armando O.L, de 35 años.

Rosario Roche Artigas, de 72 años, asesinada a martillazos en la cabeza por su marido, F.S.S. en Zaragoza (8 de mayo)

F.S.S. de 71 años, golpeó con una maza a su mujer, de 72 años, y a uno de sus hijos, de 39 años, discapacitado intelectual. Además a otro de los hijos, que acudió a la vivienda tras recibir su llamada le arrojó un cubo con lejía, sufriendo quemaduras leves en los ojos. Como consecuencia de las lesiones, la mujer falleció horas más tarde en el Hospital Clínico de Zaragoza. Fuentes cercanas a la investigación han concretado que el presunto agresor no tenía ninguna denuncia anterior por malos tratos.

Marina Candelaria González, 50 años, estrangulada en Santa Cruz de Tenerife (11 de mayo)

Marina llevaba más de 14 años denunciando y aguantando las palizas de su marido Dionisio Rodriguez, de 71 años. Marina, de 50 años acabó siendo asesinada en lo que parece que fue una vida de calvario. La mujer asesinada ya había presentado denuncias previas por malos tratos reiterados, la última en diciembre de 2015. Los responsables policiales apuntaron que existía constancia desde el año 2000 y que las denuncias eran mutuas; sin embargo, nunca se habían tomado medidas al respecto. La muerte de la mujer se produjo después de que ella encerrara a su compañero en el baño, según el diario La Opinión.

Lucía Patrascu, 46 años, apuñalada en Mallorca (29 de mayo)

Una mujer de 46 años murió apuñalada por su marido Loan C de 58 años, que luego se entregó a la policía. Los hechos ocurrieron en el Puerto de Pollença de Mallorca.

Jana Enache, de 32 años murió estrangulada en Sevilla (2 de junio)

El asesino empleó una cuerda para asfixiar a su pareja, que pasó un día muerta en un coche abandonado. Luego hizo autostop y se entregó en un pueblo de Huelva. Jana tenía que volver a Italia para trabajar allí y había perdido el vuelo. Eso generó una fuerte discusión en la pareja. Toader Ciprian estranguló a su mujer hasta causarle la muerte por asfixia. Para ello utilizó una cuerda que enrolló alrededor del cuello de la víctima. Tras matar a su mujer, y ocultar el cuerpo en el maletero y cubrirlo con una manta, el presunto asesino salió del aeropuerto andando. Luego hizo autostop y así consiguió llegar hasta Bollullos Par del Condado, donde se dirigió a la sede de la Policía Local para entregarse, relataba el Diario de Sevilla.

Aranzazu, de 40 años, asesinada por su marido, guarda jurado en Badalona (Barcelona). (11 de junio)

Agentes de los Mossos d’Esquadra detuvieron a un hombre de nacionalidad española y vecino de Badalona por asesinar a su pareja La víctima, una mujer de 40 años y de la misma nacionalidad fue hallada por los agentes en su domicilio de Badalona.

Teresa huyó de su asesino pero acabó muriendo en Lepe a los 47 años (11 de junio)

Teresa llegó a Lepe huyendo de su asesino, pero no pudo evitar la muerte. El cadáver de Teresa, de 47 años, fue hallado con signos de violencia en una zona de chabolas de la localidad onubense de Lepe. El cuerpo de la mujer estaba ensangrentado y presentaba muchas heridas, que podrían haber sido producidas por un arma blanca. La consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha informado hoy de que la mujer fue "perseguida" hasta este municipio y que contaba además con una orden de protección.

Según la versión municipal, los agentes ofrecieron reforzar la orden de alejamiento existente previamente, así como la posibilidad de trasladar a la víctima a un centro de acogida, pero estas medidas fueron rechazadas por la víctima, que sólo pidió ser trasladada hasta un locutorio telefónico cercano, donde la víctima tenía conocidos.
Desde ese instante la Policía Local comenzó la búsqueda del autor de las amenazas, a pesar de que en el transcurso de escasas horas éste presuntamente había acabado con la vida de la mujer cuando fue localizado, detenido y puesto a disposición judicial por este cuerpo de seguridad municipal.

Karla Belén Pérez Morales de 22 años, asesinada en Melilla (10 de julio)

A Karla, con solo 22 años, le mató su ex. El confesó. El cadáver de la joven fue encontrado cerca de la playa de La Hípica de Melilla.
El asesino tenía antecedentes por violencia machista, había sido pareja sentimental de la víctima, que había llegado a Melilla hacía o dos días junto al hijo de ambos aunque su idea era regresar a Oviedo. El detenido, que no tiene residencia oficial en Melilla, se presentó de forma voluntaria en la Jefatura Superior de Policía de Melilla para confesarse autor del crimen llevando en sus brazos a un niño de un año, el hijo qeu tenía con la fallecida. Tenía en vigor una orden de alejamiento.

Alexandra Rodica, de 32 años, asesinada delante de su hijo en Conde de Aranda, Zaragoza (11 de julio)

Esta mujer, de nacionalidad rumana, fue apuñalada por su exmarido delante de su hijo en Zaragoza. Falleció el 11 de julio de este año en el Hospital Clínico. Su pareja no respetó la orden de alejamiento que le había impuesto un juez tras ser denunciado varias veces por malos tratos, y delante del hijo de ambos, de solo 5 años, cometió el crimen. Tras dejar malherida y desangrándose a la víctima, el agresor, C. I. S., de 32 años y también rumano, se atrincheró en el edificio, donde lo encontraron después con el arma blanca clavada en la cabeza.

Benita Núñez Peña, de 49 años, apuñalada en Aranda del Duero, Burgos (17 de julio)

La mujer falleció tras sufrir una agresión por arma blanca, según confirmó del Servicio de Emergencias 112. Su pareja, J.V.M., de 54 años, fue detenido autor del apuñalamiento. La pareja tenía dos hijos mayores de edad y no constaban denuncias previas. La alcaldesa de la localidad, Raquel González, declaró en su momento que el matrimonio daba apariencia de "normalidad", que no se le conocían problemas y ambos tenían trabajo. El desenlace fatídico sorprendió a todos. Por este crimen, el Ayuntamiento de Aranda de Duero acordó declarar tres días de luto oficial.

Cristina, de 43 años, degollada por su pareja en Benicassim, Castellón (20 de julio)

En el número 11 de la calle La Ilustración, una vivienda que era propiedad de la víctima, un hombre de 40 años degolló a su pareja sentimental, de 43, y agredió a los dos hijos de ambos, de 11 y 13 años, dejando en estado grave al chico de 13 años, que después pudo salvar su vida. El asesino, que no tenía orden de alejamiento ni antecedentes, comunicó al teléfono 112 de Emergencias que había cometido el crimen y fue detenido por la Guardia Civil.

María Arantzazu Palacios Izquierdo, de 49 años, ya había denunciado por malos tratos en Bilbao (23 de julio)

La mujer fue asesinada por su pareja, un hombre de 51 años con antecedentes por maltratato sobre la víctima y que incluso llegó a tener una orden de alejamiento, según confirmó la Ertzaintza. El propio agresor informó a SOS Deiak 112 de que había encontrado a su pareja tumbada en el sofá de casa y de que no respondía a estímulos externos. Los agentes de la Ertzaintza que acudieron al domicilio verificaron que el cuerpo de la fallecida se encontraba amoratado y con restos de sangre en su boca y en el suelo.

La Policía abrió diligencias e inició la investigación del caso centrándose en el compañero sentimental de la víctima, denunciado en anteriores ocasiones por la fallecida por episodios de violencia de género contra su persona. El hombre contaba con seis detenciones anteriores, una de ellas del año 2004 por maltrato sobre la fallecida. A raíz de aquel arresto, el detenido tuvo una orden de alejamiento en vigor sobre la víctima hasta el año 2007, aunque en el momento del crimen convivía con ella.

Rociada con gasolina y quemada viva en Alcudia, Mallorca (8 de agosto)

Una mujer de 32 años y madre de un niño de 2, que había sido quemada viva por su pareja en junio pasado, en el municipio mallorquín de Alcùdia, falleció el jueves 8 de agosto debido a las complicaciones derivadas de las heridas. La joven tenía el 80% de su cuerpo quemado después de que su agresor le rociase con gasolina en la casa que ambos compartían y en presencia de su hijo menor. Durante casi dos meses permaneció ingresada en el hospital Vall d’Hebrón de Barcelona.

Tras registrarse el ataque, la joven logró escapar de la casa con su hijo de dos años y pedir auxilio. Acudieron los bomberos, que sofocaron el incendio que se desató en la vivienda y también agentes de la Guardia Civil, que detuvieron al asaltante en el lugar de los hechos. La juez con competencias en violencia sobre la mujer le envió a la cárcel sin posibilidad de fianza acusado de dos delitos de tentativa de asesinato, uno por la mujer y otro por el menor, y de un delito por provocar un incendio.

Emparedada en el cuarto de contenedores de basura en Torrevieja, Alicante (17 de agosto)

Una mujer era buscada por la Policía desde que sus familiares denunciaron su desaparición a comienzos del verano pasado, en Torrevieja, Alicante. Finalmente, su cadáver fue hallado emparedado en un cuarto de contadores de un edificio de la localidad alicantina donde fue detenido su pareja, que confesó haber cometido el asesinato.

Al acceder al cuarto de contadores, los agentes vieron que había una "especie de sarcófago, algo construido" en la pared y, al derribarlo, encontraron el cuerpo.

Juene Railton, de 58 años, asesinada tras una brutal paliza en Gran Canaria (23 de agosto)

El pasado 21 de julio había sido ingresada en el Hospital Doctor Negrín a causa de varias lesiones graves producidas por los golpes propinados por su pareja en Gran Canaria. La víctima, natural de Santa Brígida, murió finalmente por sus lesiones irreversibles 32 días después. Tras una brutal paliza, el asesino llamó el día de los hechos a una de sus familiares de la pareja comentándole que aquella había sufrido una supuesta caída en el domicilio y que estaba descansando; ante la incertidumbre creada por la llamada, la familiar se desplazó a la vivienda, encontrando a la víctima en el suelo de la cocina en estado semiinconsciente, avisando inmediatamente a los servicios de urgencia médica, que trasladaron a aquella al citado centro hospitalario.

El personal facultativo, ante la gravedad las lesiones producidas por golpes y tras hablar sobre las posibles causas con uno de sus familiares, activó el protocolo de actuación de violencia machista. Finalmente, la Policía detuvo a A.P.R, a quienes se le atribuyeron los delitos de atribuyen un delito de lesiones y contra la integridad moral en el ámbito familiar, y posteriormente homicidio agravado por el vínculo.

Flori, de 32 años, acuchillada en Esplugues de Llobregat (15 de septiembre)

Hacia las 21 horas de ese día, la policía recibió el aviso de vecinos de un inmueble situado la calle Francesc Layret, de Esplugues de Llobregat. Allí vivía una pareja. Durante la discusión, Flori, de 32 años, fue acuchillada por su pareja, un hombre de 49 años. Los investigadores detuvieron en el mismo Hospital de Bellvitge, al que fue conducida la víctima, al presunto autor del asesinato. Según confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en ese caso no constaban denuncias por violencia machista.

Ada Graciela Benítez Colmar, de 34 años, apuñalada en Ibiza (17 de septiembre)

Ada Graciela Benítez Colmar, de 34 años y madre de una niña de corta edad, fue apuñalada hasta la muerte por Julio Ernesto Martínez, de 26 años y nacionalidad paraguaya. El hecho ocurrió en el número 4 de la calle Menorca, en Ibiza. El agresor posteriormente se suicidó en Vedrà. El asesino esperó a la mujer en el portal de su casa, donde ella vivía con su hermano y su cuñada. Fue esta última quien encontró el cadáver cuando se levantó para ir a trabajar.

M.B.M., de 32 años, degollada delante de su hijo en Arévalo, Ávila (6 de octubre)

La Guardia Civil detuvo en Arévalo (Ávila) a un hombre de 32 años como autor del asesinato de su pareja, M.B.M., de 33 años de 33, a quien degolló con un arma blanca en presencia de su hija mayor, de 3 años, mientras la pequeña de ambos dormía. La Policía aseguró que no existían denuncias previas por malos tratos, aunque sí se tenía constancia de un "altercado" que no fue denunciado.

El suceso tuvo lugar en el número 6 de la calle del Cedro, en Arévalo. La pareja, que estaba en trámites de separación, había comenzado a discutir en plena calle. En el momento de la pelea, la mujer estaba más alterada mientras su asesino, que se dedicaba al reparto de pescado y que trabaja con los padres de su víctima, se encontraba "tranquilo", según los vecinos. En un momento convenció a la víctima a que subieran al piso y allí la mató.

Estefanía María, asesinada en Oliveras, Sevilla (6 de octubre)

La mujer abrió la puerta para responder a una llamada. Eran las doce del mediodía, en el número 40 de la calle Primero de Mayo, Olivares, Sevilla. Sus hijos pequeños, de 2 y 5 años, corrieron tras ella a ver quién era. De manera inesperada, en la puerta, se encontró con su pareja sentimental, José Manuel. Éste exigió a María que le entregara a sus hijos y ella se negó. Tras una fuerte discusión y, sin pensarlo dos veces, la arrastró por los pelos hasta la calle y le asestó una puñalada en el corazón. La víctima, ensangrentada, se arrastró para tratar de buscar refugio, sin apenas ponerse en pie, y como pudo llegó hasta su puerta, donde se desplomó.

Cinco días arás, la mujer -de 26 años y natural de la República Dominicana- había aparecido con un ojo morado y amenazada de muerte por su pareja sentimental. Según relataron los vecinos, María había intentado conseguir, sin éxito, una orden de alejamiento de su pareja sentimental.

Isabel Paixao Neves, de 51 años, asesinada en Fuentes de Oroño, Salamanca (20 de octube)

Dos cadáveres fueron hallados en Fuentes de Oñoro. Tras las investigaciones oportunas, la Policía determinó que Ángel C. R, de 51 años y guardia civil, disparó a su pareja y posteriormente se suicidó. Isabel tenía cita con un abogado el lunes para iniciar la separación. La mujer, nacida en Portugal, llevaba residiendo en la localidad desde que era menor de edad.

En 2005, la víctima denunció por violencia de género al agente de la guardia civil. La causa se archivó. No se sabe si al no encontrar indicios el juez o a que la mujer retiró la denuncia.

Jaquelina, de 75 años, asesinada por su marido en Calp, Alicante (28 de octubre)

La Guardia Civil halló a la víctima en una habitación de su casa, repleta de sangre tras recibir golpes en la cabeza con una tabla de cortar queso. El suceso tuvo lugar en la cornisa del edificio Apolo XIV, situado en la avenida Europa de Calpe. La víctima, de origen belga, yacía muerta en la cama de la habitación principal.

Después de matar a su exmujer, el hombre se quitó la vida lanzándose al vacío desde un noveno piso. Además, los agentes encontraron una almohada sobre la cara de la víctima.

Yolanda Pascual, de 50 años, asesinada por su exmarido en Burgos (2 de noviembre)

La periodista Yolanda Pascual murió apuñalada por su ex pareja, el periodista Iñaki González, un hombre de 62 años natural de Vitoria que confesó el crimen tras ser detenido. Llevaban cuatro años separados y debían encontrarse esa semana en el Juzgado de Familia de Burgos, ya que la hija de ambos, de 17 años, deseaba renunciar a las visitas paternas, según confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Iñaki González sabía que esa vista oral iba a suponer el alejamiento definitivo de su hija. Durante los últimos años hizo la vida imposible tanto a la madre como a la hija. Conocedor de las costumbres y de los horarios de su ex pareja, decidió acudir a su vivienda para acabar con su vida.

Celia Navarro Miguel, de 56 años, golpeada con una tetera en Palma (16 de noviembre)

El cadáver de la mujer fue hallado esa mañana con evidentes signos de violencia en su vivienda de Son Cotoner, en Palma de Mallorca. En el domicilio se encontraba también la pareja de la víctima, que había intentado suicidarse pero no lo consiguió. El agresor, que se autolesionó tras el crimen, fue detenido inmediatamente en el número 20 de la calle Margarita Xirgu.

J.M., asesinada en La Virgen del Camino, León (17 de noviembre)

Dos cadáveres, el de un hombre y el de una mujer, fueron hallados en una vivienda de la localidad leonesa de La Virgen del Camino. Ambos cuerpos presentaban signos de violencia, el de la mujer con varias heridas de arma blanca y el del hombre con signos de ahorcamiento. El agresor tenía una orden de alejamiento a 250 metros de la víctima que era objeto de vigilancia por parte de la policía. El último seguimiento se había producido horas antes del suceso, sin que se hubiera apreciado ningún riesgo para la mujer.

R.M., el asesino de la mujer, posteriormente se suicidó. El hallazgo de los cadáveres se produjo en una vivienda de la calle Ponferrada de La Virgen del Camino. Fue un vecino quien avisó a la policía municipal al comprobar que un reguero de sangre salía del garaje de la vivienda.

Degollada por su novio en Fuenlabrada, Madrid (24 de noviembre)

La Policía Local de Madrid ha detenido este jueves a un hombre de 29 años, acusado de degollar a su novia, de 26, en un coche en la estación de Cercanías de La Serna, en Fuenlabrada. Es el último caso del año, hasta este momento, de violencia de género. Fuentes policiales han explicado que el novio ha cortado el cuello con un cuchillo a su pareja, seccionándole la yugular, y posteriormente ha llamado por teléfono a su suegra para contarle lo ocurrido.

En la zona se han personado agentes de la Policía local para proceder al arresto del joven, que ya se encuentra en dependencias de la Policía Nacional. De hecho, el Grupo de Homicidios de este Cuerpo se ha hecho cargo de la investigación y ya se encuentra en la localidad para realizar las primeras pesquisas.

Elena Mihael, asesinada presuntamente por su expareja después de acogerle en su casa, Santiago de Compostela (16 de diciembre)

Elena Mihael era muy conocida en su barrio. Vivía en un edificio antiguo en la calle San Pedro de Mezonzo, en pleno ensanche de Santiago de Compostela. Esta joven de nacionalidad rumana trabajaba en el café bar Isla, un local muy céntrico y frecuentado, con una clientela fija. Llevaba mucho tiempo trabajando en Galicia y todos los que la conocían no tenían nada más que buenas palabras para hablar de esta joven de 30 años.

Fue asesinada por su expareja el pasado viernes 16 de diciembre por la tarde. El hombre, también rumano, había acudido a ella para alojarse en su casa porque no tenía a donde ir. Ella, accedió y esa fue su perdición. A cambio de su hospitalidad recibió varias puñaladas en el abdomen, la espalda y el cuello.

Su compañera de piso, Vanesa, que también trabajaba con ella, lo presenció todo mientras el agresor huía. Los servicios de emergencias trasladaron a la mujer al hospital. Durante dos días estuvo luchando por su vida pero finalmente murió el domingo 18, por la tarde.

Ana María Enjamio, apuñalada presuntamente por su compañero de trabajo, Vigo (17 de diciembre)

Ana María Enjamio, ingeniera, de 25 años, falleció el sábado 17 de diciembre en el portal del edificio donde vivía, en Vigo. César, quien había sido su jefe formador en el departamento técnico cuando ella era becaria de la empresa Citroen en la que trabajaba, le asestó 12 puñaladas. Ambos habían mantenido una breve relación sentimental, pero la chica había decidido dejarle para regresar con su novio.

Tras celebrar la cena de Navidad con los demás compañeros de trabajo, el hombre había ofrecido a la bella joven llevarla hasta su casa. Pero ella se negó y prefirió hacerlo con unas amigas. Cuando éstas la dejaron en el número 40 de la Avenida de América, el agresor la estaba esperando y se abalanzó sobre ella.

El sospechoso fue detenido en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde ingresó con heridas de arma blanca que se habría realizado él mismo, en un intento de acabar con su vida, tras matar a Enjamio.

María del Carmen Gines Abelló, asesinada por su marido Pobla de Mafumet, Tarragona (17 de diciembre)

María Gines Abelló era muy conocida en la localidad del Pobla de Mafumet, un pueblo pequeño de Tarragona de poco más de 3.600 habitantes. Fue asesinada por su marido el sábado 17 de diciembre. Posteriormente, el hombre se entregó y autoinculpó. No se sabe aún qué le llevó a actuar así. No constaban denuncias por malos tratos aunque algunos amigos de la mujer de 44 años, aseguran que ultimamente estaba más triste de lo normal.

Carmen tenía una hija de 16 años de una relación anterior. De hecho, con su asesino, Francisco Javier M.M. también de 44 años, se casó hace tan sólo dos años. El asesino confesó se presentó en la comisaria de los Mossos para confesar el crimen. Cuando los agentes acudieron al domicilio se encontraron el cuerpo de la mujer, tendido en el suelo, con evidentes signos de violencia.

Victoria Beltrán, de 57 años, fue asesinada por su pareja, el periodista catalán Alfons Quintá el 17 de diciembre en Barcelona. 

Victoria Beltrán era médico. Estaba casada con el periodista catalán Alfons Quintá pero decidió dejarle. Él reaccionó asesinándola con una escopeta de caza y suicidándose después. El entorno de la pareja conocía las desavenencias entre ellos dos, que habían dejado de convivir recientemente. Según informa la prensa catalana, el periodista aún estaba convaleciente de una delicada operación de corazón. Durante esa cirugía no estuvo acompañado por Victoria, por lo que supone que eso pudo afectar a su estabilidad emocional.El último artículo que Alfonso Quintà publicó en el Diari de Girona abunda en esta tesis. Titulado ‘La sort de morir agafant la mà estimada’ (‘La suerte de morir tomando la mano querida’), incluía frases como "aquel que muere intentado tomar la mano de la persona que ama siempre obrará mejor que aquel que no lo intente".Cuenta el diario La Vanguardia que, hace diez años, la madre de Victoria detuvo al conocido escritor catalán Quim Monzó, a quien confesó que Alfons estaba “loco” y que tenía mucho miedo por su hija. Monzó le sugirió entonces que lo denunciara a la policía, y ayer recordaba consternado estas palabras.Según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de estos 44 casos de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año, 16 habían denunciado, es decir, casi cuatro de cada diez víctimas habían puesto en conocimiento de la justicia o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado su situación. El ministerio mantiene ocho casos en investigación que elevaría a 52 el número de asesinatos por violencia de género en 2016. Es la cifra más baja desde 2003, año en que empezaron a recopilarse estadísticas oficiales.

Ahora en portada

Comentarios