Sábado, 18.01.2020 - 18:31 h
Declaraciones tras la sentencia

Lucho, exjugador del Arandina: "No somos violadores sino unos pardillos"

Junto a Raúl y Víctor han sido condenados a 38 años de cárcel por la agresión sexual cometida contra una menor de 15 años.

Condenados los tres exjugadores de La Arandina a penas que suman 114 años por agresión sexual a una menor
Condenados los tres exjugadores de La Arandina a penas que suman 114 años por agresión sexual a una menor / Europa Press

Raúl Calvo, Carlos Cuadrado 'Lucho' y Víctor Rodríguez 'Viti' insisten en que no son unos violadores y su abogada Olga, ha asegurado a las puertas de la Audiencia Provincial de Burgos que recurrirán la sentencia según la cual los tres exjugadores del Arandina han sido condenados a 38 años de cárcel acusados de agresión sexual cometida contra una menor, de 15 años, en noviembre de 2017, en la vivienda que compartían los encausados.

En unas declaraciones muy viscerales los tres han asegurado que no son unos violadores. Ninguno entiende la pena que les han dictado porque "¿a cuántas `personas he matado?", se preguntan. 'Lucho', que ha sido el primero en atender a la prensa ha sido muy categórico: "No somos unos violadores sino unos pardillos a los que nos están intentando joder la vida". 

Sus primeras palabras tras ser condenado han sido para asegurar que "ya empieza a ser un acoso, una vergüenza". No entiende como "un caso de más de 8.000 páginas se dicte sentencia en dos semanas". E insiste: "Lo negamos. Nos acusan hasta de aceptar su petición de seguirnos en Instagram". Y avisa: "Ahora se empezarán a filtrar más cosas". Asegura que "seré siempre luchador de la igualdad para las mujeres pero creo que nos están jodiendo por todas partes".

La abogada de los ya condenados, Olga, tampoco entiende una condena que tacha de "social".  Muy enojada ha asegurado que la recurrirán y que espera que en el Tribunal Superior de Justicia "se haga justicia". Ha asegurado que la víctima llega a cambiar hasta en cuatro ocasiones de versión. También ha manifestado que no se ha encontrado ni una sola prueba de cargo.

Por su parte Raúl Calvo tacha de "ilógico" todo lo que está sucediendo y  de "falsa" la denuncia de la joven. El tercer exjugador del Arandina, Victor Rodríguez, también habla de vergüenza y su teoría es que la joven "igual pensó que al ser futbolistas teníamos mucho dinero". Acusa a los medios de la presión mediática que ha generado que la sentencia sea así porque "hace 15 años estaría en mi casa jugando al parchís". Insiste en que no han "hecho nada". 

La Audiencia ha notificado este jueves la resolución judicial a los tres acusados, quienes se han personado en el edificio judicial poco antes de las 11.00 horas, y que, según la sentencia, tendrán que cumplir un máximo de veinte años en prisión. En la resolución judicial se aplica el principio que ya se utilizó en el caso de La Manada de Pamplona de "intimidación ambiental", basada en que los tres condenados estaban a solas con la víctima con la luz apagada y actuaron por sorpresa sin que la menor pudiera reaccionar debido a la diferencia de edad y complexión física -los acusados tienen 19, 22 y 24 años-.

En el caso del menor de ellos, Raúl Calvo, la Audiencia le absuelve de la acusación de agresión sexual continuada debido a que su madurez es similar a la de la víctima. También se absuelve a los tres procesados, Carlos Cuadrado "Lucho" y Víctor Rodríguez "Viti", además de Calvo, de un delito de proposición de actividades sexuales. Los tres acusados deberán indemnizar a la víctima conjunta y solidariamente con 50.000 euros y tendrán prohibido comunicarse con ella durante diez años. En la sentencia se tiene en cuenta el testimonio de la demandante porque "resultó corroborada por las personas más próximas, y el informe psicológico".

Se resta importancia a que ofreciera una versión diferente a personas con las que tenía menor confianza, lo que se atribuye a la influencia de las redes sociales en la forma de atenuar lo sucedido al contarlo, por lo que se considera creíble la versión que figuraba en la denuncia. Además, la sentencia considera que los tres condenados sabían que la denunciante era menor de 16 años porque iba al colegio con uniforme y la madre de la joven y algún testigo se lo habían hecho saber.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING