Jung justifica su actuación en relación al bombardeo en Afganistán y no dimite

  • Berlín.- El ministro alemán de Trabajo y ex-ministro de Defensa, Franz-Josef Jung, justificó hoy ante el parlamento su actuación en relación con el escándalo surgido por la ocultación de informes sobre un bombardeo en Afganistán ordenado por tropas germanas con víctimas civiles.

Dimiten el inspector general del ejército y el secretario de Estado por ocultar datos
Dimiten el inspector general del ejército y el secretario de Estado por ocultar datos

Berlín.- El ministro alemán de Trabajo y ex-ministro de Defensa, Franz-Josef Jung, justificó hoy ante el parlamento su actuación en relación con el escándalo surgido por la ocultación de informes sobre un bombardeo en Afganistán ordenado por tropas germanas con víctimas civiles.

En una intervención ante el parlamento Jung reconoció que existe ese informe pero insistió en que a él nunca le fue entregado para rechazar implícitamente su dimisión, que anteriormente habían exigido los partidos de la oposición.

Jung repitió cuál fue, paso a paso y cronológicamente, su estado de información, y aseguró que todas sus fuentes habían asegurado que las víctimas eran talibanes o personas de su entorno.

Asimismo recordó que dos días después del bombardeo y en base a las informaciones de aquel momento ya reconoció la posibilidad de que se hubiesen producido víctimas civiles, por lo que, ese 6 de septiembre, expresó sus condolencias a las familias de las posibles víctimas y exigió una investigación exhaustiva.

El ministro hizo su breve alocución ante el plenario del Bundestag, la cámara baja alemana, en presencia de la totalidad del gabinete ministerial alemán, con la canciller federal, Angela Merkel, a la cabeza.

El devastador ataque aéreo ordenado hace casi tres meses por tropas alemanas en Afganistán, que causó la muerte de al menos 142 personas, provocó hoy la dimisión del militar de mayor graduación en Alemania y un secretario de Estado por ocultar informaciones sobre la polémica operación.

El cese se produjo después de que un diario publicara que el Ministerio ocultó información sobre el número de víctimas civiles fallecidas en un bombardeo en Kunduz en septiembre.

La oposición, que cuando se conoció el informe, se encontraba debatiendo la prolongación de la misión militar alemana en Afganistán, pidió inmediatamente la dimisión de Jung, como máximo responsable militar en ese momento.

Lejos de ello, Jung pasó a dar un informe detallado sobre cómo fue informado paso a paso de los acontecimientos.

Mostrar comentarios