La CE pide una mejor coordinación de la seguridad social con terceros países

  • La Comisión Europea (CE) pidió hoy a los Estados miembros más esfuerzos para coordinar sus sistemas de seguridad social con los de terceros países, con el objetivo de facilitar a los ciudadanos y empresas trámites como el traslado de las pensiones.

Bruselas, 30 mar.- La Comisión Europea (CE) pidió hoy a los Estados miembros más esfuerzos para coordinar sus sistemas de seguridad social con los de terceros países, con el objetivo de facilitar a los ciudadanos y empresas trámites como el traslado de las pensiones.

En una comunicación adoptada hoy, la CE recomienda a los países que "clarifiquen los derechos en materia de seguridad social" de los trabajadores procedentes de terceros países, así como de los ciudadanos comunitarios que emigran fuera de la UE.

El objetivo es proteger mejor los derechos de los trabajadores, y especialmente, el derecho a la pensión, así como "establecer un marco normativo más claro para los ciudadanos de la UE y empresas que trabajan en terceros países, y viceversa", dijo el comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor.

Aunque en los últimos años ha mejorado la eficacia de la coordinación entre los sistemas de seguridad social de los Estados miembros, ésta sigue siendo "fragmentaria" cuando se trata de trámites con países de fuera e la UE, según la CE.

Los inmigrantes y empresas de terceros países que trabajan en la UE "se encuentran frecuentemente con sistemas diferentes, lo que complica su instalación en la Unión y sus desplazamientos dentro de la misma".

Para resolver este problema, el documento adoptado hoy apuesta por aplicar mejor la normativa comunitaria sobre la coordinación de los sistemas nacionales con países extracomunitarios, y formula "orientaciones" jurídicas sobre la relación entre el Derecho europeo y los acuerdos bilaterales nacionales.

Pide que se impulsen acuerdos en esta materia con aquellos países con los que aún no se han sellado dichos pactos o no se han aplicado completamente, entre los que menciona a Albania, Montenegro, San Marino, y Turquía.

Los ciudadanos de terceros países suponen el 4 % de la mano de obra en la UE.

Mostrar comentarios