La "familia" policial recuerda a sus héroes del Orzán en tercer aniversario

  • El 27 de enero de 2012, Rodrigo, José Antonio y Javier murieron por intentar salvar a un joven eslovaco de la fuerza del mar en A Coruña. Tres años después, la "gran familia" de la Policía vuelve a homenajear a sus "héroes del Orzán" y a los 2.000 agentes que en 191 años de historia han fallecido en acto de servicio.

Madrid, 28 ene.- El 27 de enero de 2012, Rodrigo, José Antonio y Javier murieron por intentar salvar a un joven eslovaco de la fuerza del mar en A Coruña. Tres años después, la "gran familia" de la Policía vuelve a homenajear a sus "héroes del Orzán" y a los 2.000 agentes que en 191 años de historia han fallecido en acto de servicio.

Para su recuerdo, una escultura, réplica de la ubicada en el dique que separa la bahía de A Coruña, ha quedado hoy instalada en el complejo policial de Canillas en un acto presidido por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y al que han asistido, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el alcalde de la ciudad, Carlos Negreira; el director de la Policía, Ignacio Cosidó, y los máximos responsables del cuerpo.

"No se trata solo de un merecido homenaje a los héroes del Orzán, ejemplo y orgullo para todos sino para todos lo que vistiendo el uniforme policial han fallecido o puesto en riesgo su integridad física para proteger a otros", ha subrayado Fernández Díaz.

Y ha prometido a los familiares de los tres agentes, también presentes en el acto, que la Policía siempre tendrá en su memoria su gesta y nunca desaparecerá de su recuerdo lo que hicieron: lanzarse al agua para salvar la vida de una persona en peligro.

Así, la escultura de chapa de acero blanco y con formas curvadas, obra de José Manuel López Mihura, representa un puente que se dirige hacia el horizonte para rescatar las tres vidas que se perdieron en el mar, un monumento que servirá de homenaje en el "corazón" de la Policía, las dependencias centrales de Canillas, a todos los agentes que den su vida por salvar las de otros.

Ejemplo de valentía y generosidad, en palabras de Núñez Feijoo, pues a Rodrigo, José Antonio y Javier "no les echó para atrás el riesgo que suponía adentrarse en el agua" y "solo pensaron que merecía la pena intentar salvar una vida".

Y es que el "espíritu de Orzán", ha dicho el director de la Policía, ha "marcado" desde hace tres años el hacer del cuerpo y es su "cara más auténtica". "En el corazón de cada policía hay un héroe dispuesto a dar su vida por los demás", ha defendido emocionado antes de explicar que de la acción heroica de estos agentes aprendió a querer aún más al cuerpo.

Cosidó ha recordado que este espíritu impregna y está detrás de los 25.919 servicios humanitarios de los agentes durante el pasado año.

Mostrar comentarios