La quema de contenedores, uno de los pocos incidentes tras manifestación

  • Varios contenedores de residuos urbanos quemados en los aledaños de la puerta del Sol ha sido uno de los escasos incidentes registrados al término de la manifestación que ha terminado la pasada tarde en esta plaza coincidiendo con la jornada de huelga general.

Madrid, 30 mar.- Varios contenedores de residuos urbanos quemados en los aledaños de la puerta del Sol ha sido uno de los escasos incidentes registrados al término de la manifestación que ha terminado la pasada tarde en esta plaza coincidiendo con la jornada de huelga general.

Los contenedores fueron quemados esta noche en la calle Carretas, una de las vías a las que hace esquina el edificio del gobierno de la Comunidad de Madrid, y cuyo fuego fue extinguido por los bomberos en pocos minutos.

Frente a la sede del gobierno madrileño permanecía a las 22:30 horas un amplio dispositivo policial, integrado por siete furgones, que fueron abandonando paulatinamente el lugar hasta quedar solo un vehículo y unos cinco agentes de la Policía Nacional, además de un helicóptero que ha estado sobrevolando la zona.

También fueron abandonando la puerta del Sol las personas que permanecían allí después de la manifestación y, si sobre las 22:00 horas había un grupo de unas 300 personas, cifra que iba disminuyendo hasta quedar a medianoche un centenar repartidas en grupos dispersos.

Mientras, seguían trabajando los operarios encargados de desmontar el escenario desde el que los líderes sindicales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se han dirigido a los manifestantes que han acudido a la puerta del Sol esta tarde.

La misma tranquilidad había a medianoche en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, donde la vigilancia se reducía a tres policías en cada una de las dos puertas del edificio.

Mostrar comentarios