La reforma de la Ley de Costas es "ciega y sorda", según Izquierda Plural

  • Convencida de que hay que hablar más y con mayor profundidad del cambio climático en el Parlamento español, la portavoz de Medio Ambiente de Izquierda Plural, Laia Ortiz Castellví, considera además que la reforma de la Ley de Costas emprendida por el Gobierno es "ciega y sorda".

Pilar González

Madrid, 26 ene.- Convencida de que hay que hablar más y con mayor profundidad del cambio climático en el Parlamento español, la portavoz de Medio Ambiente de Izquierda Plural, Laia Ortiz Castellví, considera además que la reforma de la Ley de Costas emprendida por el Gobierno es "ciega y sorda".

En entrevista con Efeverde, Ortiz Castellví (Barcelona 1979), manifiesta su preocupación por otras cuestiones ambientales como la gestión del agua y la protección animal.

Así, dice que le gustaría oír al presidente Mariano Rajoy hablar de cambio climático, y a todo el Gobierno, porque afecta transversalmente a todas las áreas del Ejecutivo.

Asimismo, defiende que esta cuestión debería tratarse más y en mayor profundidad en el Parlamento, porque "es fundamental" y ello, añade, llevaría a hablar de desertización, de cómo preservar las costas, de la protección de la fauna y los océanos, del agua, de la sostenibilidad, de la contaminación y las emisiones...

En cuanto a la reforma de la Ley de Costas, Laila Ortiz afirma que le parece que está "ciega y sorda", y que coloca al medio ambiente como "incompatible con el desarrollo económico".

Sobre las convicciones verdes de los españoles, la portavoz de Medio Ambiente de Izquierda Plural opina que estamos "un poco lejos" de los estándares europeos e incluso también de América Latina.

"Creo que la política y los Gobiernos han hecho un mal papel porque no han situado los problemas y los retos que suponen las cuestiones ecológicas, en el centro del debate, pero también los medios de comunicación", apunta.

Su partido, Inciativa Per Catalunya Verds, que en el Congreso forma parte de la coalición Izquierda Plural, recuerda, es integrante del Partido Verde Europeo y, por ello, se muestra convencida de que el ecologismo político tiene que crecer.

Y aunque hay partidos verdes, opina que "seguramente hay que pensar bien cómo se articulan y cómo se hace un espacio verde duradero en el tiempo", porque el espacio de estas formaciones ha estado "muy fragmentado".

Sobre las anunciadas privatizaciones de la gestión del agua, como la de la mancomunidad de los canales de Taibilla (Murcia), Ortiz dice que el agua es de aquellas cosas "más sagradas" que tiene un país, porque es un recurso escaso y prioritariamente debe atender a las necesidades humanas y luego a las medioambientales.

Por ello, entiende que es una "auténtica barbaridad" privatizarlo y, añade, "quien piense que la privatización del agua no tiene impacto sobre la vida ciudadana se equivoca, porque privatizar quiere decir poner un recurso al servicio de un negocio".

En relación al tema de la protección animal en España, la diputada catalana juzga que "tiene que haber un liderazgo desde la política para cambiar nuestra forma de ver este tema, porque se esquilman los peces del Mediterráneo, hay un jefe de Estado que va a cazar elefantes, o se hacen batidas cuando algún animal molesta".

En su opinión, tiene que haber una prioridad de preservar las especies, "porque nuestra supervivencia depende de que las demás especies sobrevivan" y "eso no está hoy en nuestra forma de pensar, creo que lo de vivir de forma armónica con nuestro entorno también tiene que ver en condenar los comportamientos humanos que no tienen cabida en el siglo XXI".

Mostrar comentarios