La víctima de Roquetas recibía terapia psicológica para dejar a su pareja

  • La mujer de 33 años que fue asesinada ayer con una escopeta de caza presuntamente por su pareja en Roquetas de Mar (Almería) había recibido terapia grupal psicológica para dejar la relación que mantenía con D.G.G., de 61 años, quien se suicidó después de los hechos.

Córdoba, 27 dic.- La mujer de 33 años que fue asesinada ayer con una escopeta de caza presuntamente por su pareja en Roquetas de Mar (Almería) había recibido terapia grupal psicológica para dejar la relación que mantenía con D.G.G., de 61 años, quien se suicidó después de los hechos.

La directora general del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Soledad Pérez, ha informado hoy en rueda de prensa en Córdoba de que la víctima había acudido a un centro de información a la mujer donde recibió el tratamiento psicológico.

Pérez ha detallado que la fallecida no había denunciado a su pareja, pero "tenía y sabía cuáles eran los recursos" para solucionar su situación.

En un principio se informó de que la edad del presunto agresor era 71 años, pero hoy se ha confirmado que tenía 61 años.

Según la responsable del IAM, "es cierto que era inmigrante, extranjera, con un hijo menor, es decir, todo el contexto que supone la violencia de género que es un fenómeno muy complejo".

También se ha referido al comunicado emitido por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad condenando este último caso de "violencia en el entorno familiar".

Pérez ha considerado un "error" que este nuevo caso "se deje en el eufemismo de violencia familiar" y "no en el ámbito de la violencia machista".

"Es un paso atrás y un error si no reconocemos que este asesinato es fruto de la violencia de género y la violencia machista", ha señalado la directora general del IAM, quien ha añadido que el comunicado de Sanidad "supone ya en sí mismo un retroceso de las políticas que, espero, no se mantengan por parte del Gobierno de España".

Mostrar comentarios