"Estoy listo para jugar" la final, dice el portugués Pepe

"Estoy listo para jugar el domingo" la final de la Eurocopa-2016 contra Francia, aseguró este sábado el defensor central portugués Pepe, quien había sido baja en las semifinales contra Gales debido a una lesión muscular, el miércoles pasado en Lyon.

"Estoy bien, hoy (sábado) tuve la posibilidad de entrenarme, estoy restablecido y espero que pueda jugar el domingo", declaró el defensor del Real Madrid en conferencia de prensa en el Stade de France, recinto donde se disputará la final el domingo entre franceses y portugueses.

"Estoy apto para jugar y espero ayudar a mis compañeros. Si puedo marcar será extraordinario", añadió.

Pepe volvió este sábado a los entrenamientos con el resto de sus compañeros, después de haberse ejercitado en solitario los últimos días.

El viernes había trabajado de forma diferenciada, con trabajos específicos para fortalecer su dolencia muscular.

Pepe se había perdido también los dos entrenamientos con el grupo, previos a la semifinal contra Gales, en un partido en que el seleccionador Fernando Santos utilizó en su lugar a Bruno Alves, para acompañar en el centro de la zaga a José Fonte.

El defensa se ejercitó con normalidad con sus compañeros en los quince minutos que Santos permitió a la prensa asistir al entrenamiento en Marcoussis, a 30 km de París, donde está concentrado Portugal durante toda esta Eurocopa.

Con la recuperación de Pepe y después de que el centrocampista William Carvalho cumpliera contra Gales su partido de suspensión, en un duelo en que su puesto lo ocupó Danilo Pereira, Portugal podrá contar con todos sus elementos en el duelo contra Francia, en la final de la Eurocopa, el domingo en el Stade de France de Saint Denis (19h00 GMT).

Pepe fue uno de los jugadores más destacados en los partidos de octavos contra Croacia (1-0) y cuartos frente a Polonia (1-1 y victoria en los penales).

El central del Real Madrid busca el domingo, igual que su compañero Cristiano Ronaldo, su segundo título internacional de la temporada, después de haber ganado el pasado 28 de mayo en Milán la Liga de Campeones con el Real Madrid frente al Atlético Madrid por penales.

"He jugado diez años en el Real Madrid y con la selección portuguesa desde finales de 2007. He disputado tres Eurocopas y dos Mundiales. Soy muy exigente, no soporto la derrota y eso me hace durar al más alto nivel y me da la fuerza para jugar el domingo", explicó el jugador.

Mostrar comentarios