Nuevos brotes

Alerta en Lleida por un brote de 18 positivos en una residencia de ancianos

Aún así, Fernando Simón ha señalado que la epidemia sigue "una tendencia descendiente muy suave" en todo el país.

Repunte de casos en Lleida
Lleida se contagia de Huesca: las autoridades detectan 18 nuevos cuadros.
Efe

Nuevo brote en Lleida. Las autoridades han detectado un foco de coronavirus en la residencia de ancianos Castrillón, donde 18 personas han dado positivo. El rebrote se produce en medio de la preocupación por otro foco activo en la provincia de Huesca, que se vio obligada a decretar la vuelta de tres comarcas a la fase 2 de la desescalada. 

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, alertó este lunes de que el brote de Huesca se encuentra en una zona limítrofe con Lleida, por lo que "hay riesgo" de que se traspase hasta la comunidad catalana ya que "hay mucho intercambio". "Estamos trabajando con las dos CCAA, que están estableciendo contactos para poder coordinar algunas actividades". 

Simón informó el lunes de que el Ministerio de Sanidad tiene detectados en estos momentos hasta 11 brotes activos de Covid-19, lo que supone un total de 36 desde el 11 de mayo, cuando comenzó el funcionamiento del nuevo sistema de vigilancia de casos. En rueda de prensa, la primera presencial en la sede del Ministerio desde el comienzo del estado de alarma, el experto ha señalado que la epidemia sigue "una tendencia descendiente muy suave", en la línea con lo observado en las semanas anteriores. "Estamos detectando mucho más que hace unas semanas o meses, lo que nos pone en una situación mejor para poder reaccionar ante los brotes", ha comentado.

Aprovechando que era la primera rueda de prensa presencial tras la caída del estado de alarma, Simón ha sido preguntado si se podrían volver a repetir los mismos errores del pasado en el control de la pandemia: "Ahora detectamos mucho más. Errores se pueden cometer en cualquier momento, no somos perfectos. Pero ahora tenemos más capacidad de detección y conocemos mejor cómo funciona el virus". En este sentido, aunque ha reconocido que "ahora mismo se producen brotes en España", ha asegurado que "es difícil que la intensidad y la transmisión sea la misma que al principio. Detectamos muchísimo antes, en un periodo de 48 horas máximo, antes de diez a quince días. Lo que hacemos ahora puede parecerse a lo que hacíamos antes pero no es igual, estamos mejor preparados. No quiere decir que no vayan a suceder cosas pero estamos mejor preparados", ha defendido.

Echando la vista atrás, Simón ha vaticinado que "las cosas podrían haber ido mucho mejor" si no se hubiera producido el gran brote en Italia. "Si no hubiera sucedido lo de Italia, yo no habría esperado esto. Cuando empezó a venir de Italia, las cosas cambiaron radicalmente", ha expuesto, vaticinando que si el epicentro de la pandemia se hubiera quedado en China no se habría producido un brote masivo como el que vivió España.

Mostrar comentarios