Martes, 28.01.2020 - 17:36 h

López Aguilar afirma que su exmujer aparentó embriaguez en dos conatos de incendio en su casa

  • El eurodiputado Juan Francisco López Aguilar sugiere que su exmujer pudo haber puesto en peligro la vida de los dos hijos que tienen en común.
  • Ha emitido un comunicado para defenderse de la acusación por malos tratos, ante la que deberá defenderse en el Tribunal Supremo.
Juan Fernando López Aguilar | Raúl Arias

El ex ministro de Justicia y eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar defendió su inocencia ante la denuncias por malos tratos interpuesta por su mujer. "Es lo peor que me ha pasado en la vida. Me han golpeado donde más me duele, en mis hijos pequeños", ha declarado López Aguilar ante distintos medios de comunicación en la mañana del martes.

Reconociendo "un dolor infinito", el eurodiputado anunció que iba a defender su honor en los tribunales.

"He recibido muchas advertencias de que si iniciaba el proceso de divorcio me iban a golpear donde más me duele, y así lo han hecho". En este sentido, recordó su militancia por más de 32 años en el Partido Socialista, en donde pidió la suspensión de militancia mientras se aclaraban estos hechos.

El eurodiputado se sintió agradecido de los mensajes de apoyo que había recibido de sus amigos de toda la vida. "Cualquiera que me conoce sabe que estos hechos no pueden ser verdad".

Recordó que todo se había producido en el contexto de un divorcio, una situación que produce trastornos de personalidad y situaciones emocionales desagradables. "He tratado de resolver el conflicto de una forma cooperativa", dijo.

Recordó que la denuncia presentada en la policía a principios de año por el hijo de su expareja fue retirada en menos de 24 horas¿Un malentendido?

A finales de enero, fue un hijastro de López Aguilar, Gorka de la Nuez, quien interpuso una denuncia por presuntos malos tratos a su madre (y hasta ese momento esposa de López Aguilar) Natalia de la Nuez. En menos de 24 horas retiró sorpresivamente la denuncia declarando ante la policía que todo se había tratado de un malentendido.

Sin embargo, ayer se conoció que López Aguilar será llamado a declarar ante el Tribunal Supremo como imputado por un delito de violencia de género. Un juzgado de Las Palmas va a cursar la petición este martes tras entender en un juicio rápido celebrado este lunes que hay indicios de delito.

Al conocer la noticia, el eurodiputado ha emitido una comunicación pública que reproducimos íntegramente. En él afirma que su exmujer presentaba síntomas de aparente embriaguez durante un conato de incendio en la casa, cuando sus hijos estaban durmiendo allí.

COMUNICADO DEL EURODIPUTADO JUAN FERNANDO LÓPEZ AGUILAR

Esta mañana 6 de abril he comparecido ante los medios de comunicación para dar cuenta de mi actividad como parlamentario europeo.

Con posterioridad a la rueda de prensa, y por propia iniciativa, he telefoneado al servicio de atención familiar de la policía judicial de Las Palmas para recabar información sobre dos incidentes graves ocurridos en el domicilio donde mi ex mujer convive con mis hijos menores de cinco años, que tuvieron lugar, respectivamente, los días 6 de marzo de 2015 y 28 de marzo de 2015. En ambas ocasiones me encontraba ausente de Las Palmas, en la primera fecha realizando mi trabajo como parlamentario europeo y en la segunda en el comité federal del PSOE.

En las dos ocasiones se produjeron sendos conatos de incendio, que produjo una intensa humareda que alertó a los vecinos.

Según he sabido de las diligencias, después de tocar reiteradamente en la puerta sin respuesta, algún vecino decidió llamar a los bomberos con el acompañamiento del SCS y la Policía. En la segunda ocasión, los niños menores de edad se encontraban durmiendo en el domicilio.

En esas diligencias consta que mi ex cónyuge, con la que he firmado un convenio de divorcio ratificado por ambos ante el Juzgado, no respondió en el momento las llamadas de los vecinos, constando según las diligencias aparente embriaguez. Me interesé ante la policía porque, sin que nadie del entorno familiar me lo comunicara, mis hijos habían estado en situación de peligro en el antiguo domicilio en el que ya no resido desde hace siete meses. Completamente ajeno a esos hechos, me entero solo al interesarme por ellos, que de las diligencias policiales ha resultado una denuncia contra mí por presunta violencia de género.

Los hechos denunciados son falsos. Sostengo mi inocencia rotundamente y con toda contundencia. Deploro, denuncio y combato la violencia de género, y niego rotundamente la veracidad de las referencias que se alegan para implicarme en hechos en los que no he tenido ninguna participación.

Hace cerca de un año que estoy intentando concluir un proceso de divorcio de mutuo acuerdo, en el que no he encontrado colaboración ni cooperación por parte de mi ex cónyuge y de su entorno familiar. He ofrecido cumplir con todas mis obligaciones económicas y garantías con los menores.

Aún a pesar de mis esfuerzos, no solo no he conseguido un entendimiento cooperativo sino que he sufrido un proceso doloroso de tensión emocional que incluye advertencias y amenazas con "destruirme" en aquello en lo que más me he esforzado en toda mi vida: Una hoja personal, profesional y de servicios intachable, cumplidora de la ley y fuera de toda sospecha.

Sin que nadie me comunicara nada ni ninguna actuación judicial y policial contra mí, he tenido conocimiento al final de la mañana que personas del entorno personal y familiar de mi ex mujer deciden declarar contra mí ante las investigaciones de la policía, en lo que revela una estrategia de justificación de su propio estado depresivo en el momento de los incendios.

Soy completamente ajeno a esos hechos y niego haber sido autor de malos tratos físicos y verbales.

En este proceso de divorcio he sufrido personalmente como nunca. Ha sido muy doloroso ver que personas a las que has querido y por las que has trabajado y comprometido te amenazan de que si culminas la ruptura matrimonial sufriría, como estoy sufriendo ahora, la agresión a mi honorabilidad, credibilidad y mi trabajo político de tantos años.

No lo puedo consentir ni puedo permanecer indefenso. Me voy a defender con todos los derechos que me asisten y con la verdad.

Hoy he soportado que personas del entorno de mi ex y ella misma declarasen contra mí. Estoy en disposición de aportar testimonios directos de todo el entorno personal, familiares, amigos, personas del entorno de trabajo y colaboradores que han sido testigos de la presión constante y amenazas que he sufrido para que no llevase adelante la ruptura matrimonial, con la advertencia directa de que me iban a destruir.

Ahora, retroactivamente, surgen en un relato retrospectivo de hechos falsos que no fueron denunciados en su momento, que se remonta supuesta y falsamente al pasado y, que no tienen otro objetivo que dañar mi integridad moral y mi honor, pero también de faltar a la verdad.

Soy consciente de la gravedad de los hechos, falsos. Garantizo a mi partido y a quienes confían en mí, mi inocencia. Debo recordar que una primera advertencia de este crescendo de agresividad contra mí por parte del entorno de mi ex mujer en el que una testigo, donde los niños menores y el propio denunciante reconocieron en menos de 24 horas la falsedad de los hechos. En muchas ocasiones se me aconsejó personal y legalmente que denunciara yo esas amenazas. Decidí no hacerlo pensando siempre en el bien de los niños menores de edad, en el respeto a la privacidad y a la intimidad de la vida familiar, además de evitar el dolor y el daño que eso produce en una persona que ejerce responsabilidades públicas.

No ha sido así porque en esta ocasión ya está firmado el acuerdo de divorcio. Pido respeto para mi dolor personal y me declaro víctima de otra denuncia falsa. Sostengo la validez de la ley contra la violencia de género, pero me defenderé ante esta falsedad con testimonios, cuantas pruebas documentales y comunicaciones prueben mi inocencia.

Sigue @martinalgarra

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING