Madrid. La comunidad atiende a más de 40 menores tutelados en una residencia en torrelodones


El viceconsejero de Familia y Asuntos Sociales, Carlos Izquierdo, visitó este jueves la residencia infantil Nuestra Señora de Lourdes en la finca El Romeral del municipio de Torrelodones, donde un equipo de educadores, técnicos auxiliares, psicólogos, un terapeuta ocupacional, una trabajadora social y una enfermera, entre otros, atienden a más de 40 menores que están bajo alguna medida de protección de la Comunidad de Madrid.
La Residencia Nuestra Señora de Lourdes acoge, cuida y atiende a los niños, proporcionando los medios adecuados para satisfacer sus necesidades básicas. Se realiza un proyecto individual de cada menor que incluye actuaciones en todos los ámbitos.
La mayoría de los menores residen de manera temporal en la residencia para posteriormente, y tras un trabajo integral, reincorporarse a sus familias. Entre otros casos, también se desarrolla un plan de intervención enfocado a un proyecto de autonomía dirigido a jóvenes, con el fin de facilitar su independencia e integración sociolaboral en la sociedad, tras su paso por el centro.
Los menores cuentan con una vida normalizada que incluye desde la escolarización hasta actividades de ocio o tiempo libre, en el que interactúan con otras personas del municipio en espacios como centros culturales, bibliotecas, parques, centros escolares o centros de salud.
“La Residencia forma parte de la red de centros del Gobierno regional para atender y proporcionar una vida, lo más normalizada posible, a los menores de cero a 18 años de edad que están tutelados por la Comunidad o que se encuentran con alguna otra medida de protección”, según informó la Comunidad en una nota de prensa.
“La Administración autonómica vela por facilitarle un entorno a estos niños para que se desarrollen en un ambiente de convivencia, respeto, integración y participación en las actividades diarias que tiene un niño de su edad”, manifestó Izquierdo en la visita al centro.
En este sentido, el viceconsejero destacó que, además de la atención que se brinda en estas residencias, “el Gobierno apuesta por la convivencia en familia como un espacio idóneo para el crecimiento de los chavales. Es así como, el 60% de los 4.000 menores bajo alguna medida de protección conviven con familias madrileñas”.

Mostrar comentarios