Madrid. La comunidad promueve un centenar de medidas para ayudar a las familias madrileñas


El Gobierno de Madrid tiene en marcha cerca de un centenar de medidas para ayudar a las familias de la comunidad autónoma y favorecer su bienestar, como las nuevas rebajas fiscales, las ayudas y descuentos a través de la Consejería de Asuntos Sociales, aquellas que contemplan las consejerías de Educación, Transportes y Vivienda o las bonificaciones en las facturas del consumo de agua.
Así lo expresó el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en la visita que realizó hoy, junto al consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, al Centro de Apoyo y Encuentro Familiar (CAEF) en Alcorcón, coincidiendo con el XX aniversario del año internacional de la familia.
Este centro se pone a disposición de las familias madrileñas para ayudar a mejorar la comunicación y el diálogo entre sus integrantes y solventar cuestiones jurídicas y de carácter social. El recurso, puesto en marcha durante este año, ha atendido ya a unas 900 familias.
El Ejecutivo regional cuenta con tres centros de este tipo, donde se realizan talleres para padres, asesoramiento jurídico y se presta un servicio de información, orientación y atención psicológica para apoyar a las familias que así lo requieren. En lo que va de año, los CAEF atendieron a 2.500 familias en la región.
En la visita, González avanzó que los títulos de familias numerosas caducados podrán renovarse en el acto sin cita previa y recordó que la Comunidad de Madrid aplica numerosas deducciones en el IRPF por circunstancias familiares, entre las que destaca una deducción de hasta 900 euros por el nacimiento o adopción de hijos.
Otra medida para ayudar a las familias son los descuentos en la tarifa del agua. Para ello, se introduce una bonificación del 50% en la cuota fija que se suma a la exención en el pago de la parte variable del consumo. Así, las familias con dificultades económicas pagarán en 2015 alrededor de cuatro euros al mes por el agua.
Igualmente, el Gobierno regional garantiza la percepción de la Renta Mínima de Inserción (RMI) a las familias más desfavorecidas con un incremento en la partida de un 10,61%. El nuevo presupuesto dota con más de 93 millones de euros a la RMI, nueve millones más que en 2014, con la previsión de que más de 23.000 familias se beneficien de esta medida.
Por otro lado, el Gobierno regional permite a todas las familias madrileñas la libertad de elección del centro escolar para sus hijos y es la única comunidad autónoma que financia íntegramente el transporte escolar y el comedor gratuito a todos los alumnos de educación especial.
Las familias de la región también cuentan con el programa de Respiro Familiar. Con este proyecto se garantiza el cuidado de los mayores y de las personas con discapacidad a los que sus familias les resulta imposible atender en fin de semana y facilita a las familias o cuidadores no profesionales un tiempo “de respiro”.

Mostrar comentarios