Madrid. Un rastrillo solidario recauda fondos para niños con cáncer y enfermedades de difícil curación


La Fundación Blas Méndez Ponce ha organizado un rastrillo solidario de ayuda al niño oncológico que tendrá lugar hasta el próximo 8 de diciembre en la Casa de Cantabria de Madrid.
Como en ediciones anteriores, los beneficios de esta iniciativa serán destinados a sufragar los programas que desarrolla la fundación con pacientes de oncología pediátrica y sus familias.
En este rastrillo se pueden adquirir todo tipo de artículos (ropa, vino, complementos, material de papelería, cosmética, joyas, zapatos y juguetes), principalmente regalos de Navidad, con descuentos de hasta el 50% sobre su precio original.
La Fundación Blas Méndez Ponce fue constituida en 1997 con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los niños oncológicos a través del ocio y el tiempo libre. Con estas actividades se logran mayores cotas de bienestar en sus vidas y tienen menos dificultades para la integración social.
Este mercadillo, que se abrió al público el pasado viernes, está abierto los laborables de 10 a 14 y de 17 a 20 horas y los sábados, domingos y festivos de 12 a 20 horas en horario ininterrumpido. La Casa de Cantabria está ubicada en la calle Pío Baroja, 10 de Madrid.

Mostrar comentarios