Lunes, 20.01.2020 - 16:29 h
"Hablamos del futuro de nuestros hijos"

Una marea de activistas y ciudadanos toma Madrid contra el cambio climático

Las familias con niños pequeños emergen como la imagen más representativa de la protesta, que secundan más de 500.000 personas. 

Imagen de la manifestación en Madrid. / EFE
Imagen de la manifestación en Madrid. / EFE

"Es con el ejemplo como se consigue que los mensajes calen". Este es el mensaje de un grupo de manifestantes que ha decidido acudir a la Marcha por el Clima de Madrid en sus bicicletas. Son solo una pequeña representación de las miles de personas -500.000 según los organizadores- que secundan la manifestación de este viernes, gestionada por las plataformas Fridays For Future, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática y 2020 Rebelión por el Clima, y que cuenta con el respaldo de hasta 850 organizaciones ecologistas y sociales.

Sin embargo, entre los numerosos activistas, las familias con niños pequeños emergen como la imagen más representativa de la protesta. "Estamos hablando del futuro de nuestros hijos, tienen que participar porque se tienen que concienciar", explica una madre. Su hijo asiente con firmeza, transmitiendo una seriedad que recuerda irremediablemente que no queda mucho tiempo para evitar las devastadoras consecuencias del calentamiento global.

"¿Por qué esperar?", es el lema elegido por el grupo de Equo que marcha detrás de una inmensa pancarta que reza: "Salva el clima, salva el planeta".  Un niño de once años que encabeza este grupo asegura que la cuestión del cambio climático se ha 'colado' en su clase, incluso domina muchas de las conversaciones que tiene con sus amigos. También recalca que los pequeños cambios cuentan... y mucho. "Yo reciclo cada cosa en su lugar y uso bastante ropa de segunda mano", dice.

"El planeta no se vende", afirma por su parte el colectivo en defensa de los indígenas chilenos, que señalan en que la lucha contra el cambio climático "no se puede esperar que la libren las grandes compañías, deben ser los ciudadanos quienes lleven la iniciativa".    

Antes de la marcha, los periódicos amanecían este viernes con la imagen de la joven Greta Thunberg bajando de un tren en Chamartín. En las últimas horas, los medios han seguido sus pasos por toda la capital, desde el IFEMA hasta el centro de la ciudad donde desde las 18:00 horas miles de ciudadanos tomaron las calles empezando por el Paseo del Prado con motivo de la Marcha por el Clima que acabará en Atocha. La masiva afluencia de personas ha provocado que la activista sueca de 16 años abandonase, entre aplausos, la Marcha por el Clima en un vehículo eléctrico, por recomendación de las fuerzas de seguridad, ante la imposibilidad de avanzar.

Participantes en la Marcha del Clima, en Madrid. / EFE
Participantes en la Marcha del Clima, en Madrid. / EFE

Una inmensa tela de colores ondea de la mano de un grupo formado por universidades alemanas, españolas y británicas. Bajo la tela multicolor, los niños corren, entran y salen, una forma de "incorporar a los menores a una causa en la que se juegan mucho", asegura uno de los miembros de este grupo, que apunta que la sencillez de su puesta en escena transmite que "consumiendo poco también se pueden hacer cosas que llamen la atención de los de arriba".    

A ratos, el silencio marca la marcha por encima de los cánticos. Muchos de los miles de participantes se limitan a señalar los mensajes que portan, escritos a mano en trozos de cartón, y en los que recuerdan que "el planeta no nos pertenece".  

La marcha se celebra en el marco de la cita mundial por la lucha contra la crisis medioambiental, una cita que se está desarrollando en la capital desde el pasado lunes y que ha atraído rostros tan conocidos como el de Greta, que ha protagonizado una travesía de un mes desde su país para llegar puntualmente a la Cumbre.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING