Jueves, 05.12.2019 - 23:37 h
En Manuel (Valencia)

Desaparición de Marta Calvo: 21 días después el desenlace puede ser "duro"

Continúan los registros en la casa del sospechoso que sigue desaparecido y podría haber abandonado el país. 

Desaparición Manuel
La Guardia Civil  busca a la joven en simas y pozos de Manuel (Valencia) / EFE

Los días siguen pasando desde que Marta Calvo enviara a su madre una ubicación el pasado 7 de noviembre. Desde ese instante, a las 05:55 horas de la madrugada, no ha vuelto a coger el móvil. 21 días después se barajan todos los escenarios "y también los peores", decía ayer el delegado de gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, que aseguró que el desenlace puede ser "duro". Su pesimismo se suma a cómo está transcurriendo la investigación. En la casa detectaron un fuerte olor a lejía. El principal sospechoso, que sigue en paradero desconocido, cumplió una condena en Italia. La Guardia Civil empieza a rastrear con perros especializados en restos biológicos...

La Guardia Civil busca a Marta Calvo en  Manuel en simas y pozos cercanos al lugar donde se le perdió la pista. Hasta ese punto se desplazó la madre después de que 48 horas después su hija no volviera a responder a sus mensajes ni llamadas y de que su móvil estuviera apagado. Ella habló con el ahora sospechoso y le preguntó donde estaba Marta. La respuesta le heló la sangre: "No conozco a ninguna Marta". A continuación se acercó a poner una denuncia por la desaparición de esta joven de 25 años que los que la conocen aseguran que en alguna ocasión desconectaba durante un fin de semana "pero no tanto tiempo". 

Hoy se está registrando de nuevo la vivienda en la que se le pierde la pista y desde la que el sospechoso tuvo tiempo de limpiar a fondo, de ahí el fuerte olor a lejía que desprendía, antes de emprender su huida. El vehículo en el que supuestamente llevó a Marta hasta la localidad valenciana de Manuel -la desaparecida no tenía ni coche ni carné- se lo dejó a un amigo para que lo llevara a un desguace. Ya está en manos de la Guardia Civil, que busca cualquier indicio que ayude a localizar a Marta. Hoy 'Espejo Público' ha adelantado en exclusiva que el sospechoso cumplió prisión en Italia porque localizaron en su vehículo hasta ocho kilos de cocaína. 

En las labores de búsqueda de la desaparecida y del sospechoso participan también perros de localización para afrontar también los peores escenarios posibles en torno a este suceso. "Por lo tanto, nos lleva a plantearnos un escenario duro de resultado, en cuanto a cómo se vaya a resolver esta cuestión", admitía ayer el delegado del Gobierno.

Una veintena de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han acordonado la calle donde está la vivienda del hombre y llevan desde ayer investigando en su interior: una planta baja con un primer piso en el que estaba alquilado y que, según varios vecinos, se le acumuló el correo en la puerta durante varios días.

La zona donde vivía el sospechoso es una calle pequeña situada a las afueras de este pueblo, donde viven pocos vecinos, y tras las casas hay una colina que es la zona donde agentes de la Guardia Civil, apoyados por perros especializados en la búsqueda de personas, llevan a cabo las batidas, sobre todo en pozos y en simas.

"La prioridad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado es tratar de localizar a la víctima; ojalá pudiera ser que esta persona estuviera viva. Por tanto, insisto: no descartamos ninguno de los escenarios, pero no hay más avances en la investigación", ha dicho el Delegado del Gobierno, para mostrar a continuación su esperanza en que el sospechoso pueda ser detenido "en las próximas horas o en los próximos días".

Los vecinos han insistido en que no saben el aspecto del sospechoso ya que lo habrán visto "dos veces y de noche", pero han confirmado que la última vez que lo vieron fue dos días antes de que fuera la madre a preguntar, coincidiendo con el día que desapareció Marta.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING