Domingo, 19.01.2020 - 16:31 h
A la cabeza en innovación

Un día en el mejor hospital de España: "En La Paz ocurren verdaderos milagros"

Los cerca de 7.000 trabajadores del centro han logrado coronarse, por sexto año consecutivo, como los líderes en calidad asistencias.

Hospital General La Paz
Un día en el mejor hospital de España: "En La Paz ocurren verdaderos milagros". / EP

"Aquí se hacen milagros", este es el resumen de una de las auxiliares de enfermería del área de Postparto del emblemático Hospital Materno-Infantil de La Paz. A esta profesional de 61 años, que prefiere no dar su nombre, le sigue apasionando su trabajo que comenzó hace años en las UVIs pediátricas después, tras un periodo de excedencia retomó su labor en 2011, cuando la mayoría de los hospitales madrileños estaban pendientes de privatización excepto el 12 de Octubre y la Paz: "Cuando me preguntaron dónde quería trabajar no me lo pensé", asegura. La auxiliar afirma que "aquí enfermedades veo pocas", y explica que su trabajo consiste en ayudar a las madres a reestablecerse después del parto: "El único pero del trabajo es que libramos poco, pero aquí en maternidad hay gente buenísima, un equipo de profesionales fantásticos". 

El entusiasmo de profesionales como esta enfermera explica, en parte, que La Paz se haya puesto la corona, por sexto año consecutivo,  del mejor hospital de España al obtener 10.000 puntos en el Monitor de Reputación Sanitaria (MRS). En esta evaluación independiente se analizan todos los hospitales de España en base a tres valoraciones que incluyen la de profesionales sanitarios, la de los gestores y una tercera sobre casi 3.000 indicadores objetivos específicos de más de 2.500 servicios clínicos. El director médico de La Paz, Juan José Ríos, no necesita pensarlo y asevera a La Información: "El éxito es de nuestros profesionales".

Ríos conoce las cifras de memoria: "Aquí trabajan cerca de 7.000 personas y hasta 600 residentes de casi 50 especialidades". Varias voces del centro coinciden en que estos últimos saben que "hacer la residencia en La Paz es de lo mejor para su carrera". Y es que el hospital cuenta con innovaciones como "una plataforma de simulación con el que pueden enfrentarse a casos muy concretos antes de pasar al aprendizaje con los pacientes", explica el director. Además, el centro recibe casos de toda España. En el área de pediatría y neonatos, por ejemplo, los nuevos médicos se enfrentan a muchos casos que no se ven en otros hospitales. Uno de los últimos "milagros" que se han visto en el centro se ha dado esta semana.

El niño de 11 años que protagonizó el proceso sufría una leucemia linfoblástica aguda tipo B en estado avanzado, y fue tratado con una de las inmunoterapias más prometedoras en la lucha contra el cáncer, de las conocidas como Terapias Avanzadas, un medicamento que se fabrica a partir de los linfocitos T de la sangre del propio paciente. "Son terapias que solo se dan como última opción y es el Ministerio de Sanidad el que decide si un paciente es candidato o no", detalló Antonio Pérez, responsable del Grupo de Investigación Traslacional en Cáncer Infantil de la Unidad de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular del Hospital, esta semana. De este modo, el equipo de La Paz logró dar de alta al primer paciente pediátrico de la Comunidad de Madrid tratado con terapia celular CAR-T, como se conoce a este tratamiento.

Un éxito como el que atesora este centro madrileño depende directamente del trato al paciente y del cuidado de sus familiares. Con el fin de aliviar el trance que supone cualquier hospitalización, La Paz instaló un piano en el hall del Materno-Infantil que no ha parado de sonar desde el pasado abril. La idea partió de la ONG  Músicos por la Salud y la dirección del centro la acogió con "verdadero entusiasmo", asegura Fran Molina, responsable de comunicación de la plataforma a este diario. 

David Rodríguez Rivas se sienta frente a las teclas de este instrumento, al menos, una vez por semana. Acude de forma voluntaria al centro y llena sus pasillos de música que atrae a los que esperan y alegra a los que duermen en sus habitaciones: "Son muchos los padres que me agradecen este momento, algunos me comentan que, los días que vengo a tocar, sus hijos se emocionan tanto que después les cuesta dormir por las noches", comparte el pianista con La Información. Para Rodríguez es una hora (a veces se convierte en tres) para compartir: "Siento a los niños conmigo y les animo a tocar, lo veo en sus caras, les quitas minutos de estar pensando en lo que les ha llevado al hospital... y a los padres también".

Casi 50.000 hospitalizaciones al año

La actividad  que cada año afronta el centro es el reflejo de las dimensiones y  la complejidad del mismo. Solo en 2018 se atendieron hasta 48.945 pacientes en régimen de hospitalización y 229.291 en sus servicios de urgencias, según datos del propio hospital. Este volumen es el resultado de un constante crecimiento que siempre ha apostado por la innovación. Desde que se inauguró La Paz, en el verano de 1964, sus instalaciones se han ido adaptando a la tecnología puntera en cada momento. Así, ha ido aumentando su capacidad hasta conformar el complejo hospitalario de grandes dimensiones que hoy conocemos. 

Sus muros enmarcan  un espacio de más de 235.000 metros cuadrados, y abraza una veintena de edificios con nombre propio y rasgos diferenciadores: Hospital General, Hospital Maternal, Hospital Infantil, y Hospital de Traumatología y Rehabilitación. A estos hay que añadir otros dos hospitales satélites, el de Cantoblanco, adscrito a La Paz en 2005 y destinado a largas estancias; y el Carlos III, adscrito a finales del año 2013 y con plena integración a partir de 2014.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING