Munilla dice que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir tranquilos

  • San Sebastián.- El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, considera que "la sinrazón se ha impuesto una vez más" con la nueva Ley del Aborto y que "no cabe duda de que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir ya mucho más tranquilos".

Munilla dice que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir tranquilos
Munilla dice que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir tranquilos

San Sebastián.- El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, considera que "la sinrazón se ha impuesto una vez más" con la nueva Ley del Aborto y que "no cabe duda de que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir ya mucho más tranquilos".

El 5 de julio, fecha de la entrada en vigor de la ley, "pasará a la posteridad como un día negro en la historia de los derechos humanos", destaca el obispo en un texto remitido hoy a los medios de comunicación, en el que aboga por la implicación en la "causa de la vida" desde distintos sectores, del mundo del arte y la cultura a la educación.

"La clave definitiva del triunfo de la cultura de la vida estriba en la educación que reciban nuestros jóvenes. En la práctica, uno de los influjos más nefastos de esta ley lo vamos a padecer en su traslado al sistema educativo. La nueva ley pasa por encima, una vez más, del derecho de los padres sobre la educación de sus hijos, al imponer obligatoriamente la ideología abortista y 'de género' en la escuela", subraya.

Por ello, dice que es "fundamental" que quienes parten "de unos valores de pleno respeto a la vida y a la familia" trabajen en "coordinación y cooperación para educar en la verdadera libertad", que no es "una frívola licencia".

Insiste en que la "causa de la vida" no se reduce "a una batalla legal" y apuesta, tras recordar las palabras de Teresa de Calcuta, que ha llegado el momento de salvar a los niños "uno a uno".

"La batalla legal por la vida se podrá plantear nuevamente en España, con mayores garantías de éxito, cuando salgan a la luz cantidad de niños y adolescentes que han sido rescatados de las garras de la muerte. El testimonio de su gratitud por el don de la vida será necesario para que la cultura de la vida triunfe en el futuro", ha asegurado.

Se pregunta "cómo es posible que se haga una valoración tan laudatoria de la adopción de niños extranjeros, mientras que aquí se desestima como absurda la alternativa de la entrega en adopción del niño".

Munilla se cuestiona igualmente si "no habrá llegado el momento de valorar si el apadrinamiento de los niños del Tercer Mundo, realizados a través de muchas ONG civiles y eclesiales, no debería también ser complementado con el apadrinamiento (en forma de contribución a su alimentación o educación) de los niños que son salvados de ese trágico destino".

"¿Y qué decir del abandono y del silencio vergonzante en el que muchas mujeres tienen que vivir el síndrome del post-aborto frente a la afortunadamente cada vez más creciente sensibilidad hacia las víctimas de la violencia de género? ¿No habrá que acompañar también a las mujeres que se han quedado moral y psicológicamente destrozadas después de haber abortado?", se pregunta.

Mostrar comentarios