Martes, 20.11.2018 - 23:44 h
Costará 10 millones de bat

Los niños tailandeses atrapados en la cueva podrán tener su propio museo

El artista tailandés Chalermchai Kositpipat ha financiado el proyecto que tendrá fotografías, ropa e, incluso, material de rescate. 

Niños de Tailandia
Los niños atrapados en una cueva de tendrán su propio museo. / EFE

El mediático -y traumático- rescate de los 12 niños del equipo de fútbol que quedaron atrapados durante más de dos semanas junto a su entrenador en una cueva tailandesa quedará materializado en un museo. Las autoridades de Tailandia han iniciado su construcción que finalizará dentro de cuatro o cinco meses y que incluirá fotos, ropa e, incluso, instrumental que fue utilizado por los propios equipos de salvamento.

El artista tailandés Chalermchai Kositpipat ha financiado los 10 millones de bat (unos 300.000 dólares o 258.000 euros) que costará el museo, situado en la provincia de Chiang Mai, informó hoy el diario Bangkok Post. 

Artistas y funcionarios de varias agencias del Gobierno tailandés participaron este miércoles en una ceremonia religiosa con motivo del inicio de las obras cerca de la cueva en el parque natural Tham Luang-Khun Nam Nang Nong. El centro conmemorará el rescate épico de los 12 miembros de entre 11 y 16 años del equipo de fútbol "Los Jabatos" y su entrenador de 26 años, así como la memoria del ex miembro de la Marina tailandés Saman Gunan, fallecido durante las tareas de rescate. 

El grupo entró en la cueva durante una excursión el 23 de junio y quedó atrapado al inundarse la gruta debido a las lluvias del monzón. Tras nueve días de búsqueda, los equipos de rescate, que llegaron a sumar más de mil personas, localizaron a los niños y su entrenador y los consiguieron sacar por fases los días 8, 9 y 10 de julio. Los buceadores los sedaron y transportaron en camillas y bajo el agua a lo largo de galerías inundadas hasta la salida.

Una vez a salvo, fueron trasladados hasta el hospital Prachanukroh de Chiang Rai, donde se les sometió a cuidados intensivos hasta que se recuperaron y fueron dados de alta una semana más tarde. Según los menores, el entrenador, Ekapol Chantawong, les ayudó a tranquilizarse mediante ejercicios de meditación y sobrevivieron bebiendo el agua que se filtraba por las paredes de la cueva.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios