Un estudio del banco ING

Nueve de cada diez españoles dudan de poder recibir una pensión tras jubilarse

Un 36% de los encuestados identifica la jubilación como su principal preocupación económica, especialmente los mayores de 55 años, mientras que en los jóvenes se inquietan por sus ahorros.

La hucha de las pensiones está en caída libre desde 2011.
Los encuestados estiman que la mejor edad para empezar a ahorrar son los 32 años. 
Canva.

Nueve de cada diez españoles dudan que reciban pensión pública en el momento de su jubilación, o que será insuficiente para garantizar su nivel de vida, según un informe presentado este lunes por el banco ING, que muestra una preocupación creciente entre los más jóvenes. A tenor del estudio, los "baby boomers" -personas desde los 55 años en adelante- son los que se muestran más preocupados por el sistema, aunque también son a su vez los más optimistas, ya que un 22% prevé que la pensión les llegará para mantenerse.

Sin embargo, este porcentaje baja al 10% en el caso de la llamada "generación X" -entre 39 y 54 años-, y al 8%, en el de los "millennials" -entre 25 y 38 años-, una diferencia que se acentúa entre aquellos que opinan que no tendrán pensión pública. El 43% de los "millennials" es pesimista y vaticina que no percibirá dinero del Estado tras su jubilación, una sensación que comparten con la "generación X" (30%), frente al 13% de los "baby boomers". Con todo, la amplia mayoría, el 75% de los españoles, reconoce estar preocupado por el sistema público de pensiones, una inquietud que aumenta cuando más se acerca el momento de la jubilación.

Respecto a las preocupaciones financieras, el informe concluye que solo el 36% de los encuestados sitúa la jubilación en primer lugar, nivel que sube hasta el 64% para los "baby boomers", la mayor de esta generación por delante de su capacidad de ahorro (23%), obtener rentabilidad (7%) o comprar una vivienda (6%). Esta realidad contrasta con la de los más jóvenes, cuya principal preocupación es su capacidad de ahorro (inquieta al 50% de los "millennials" y al 49% de la "generación X").

Aún así, la actitud de los españoles respecto a la jubilación continúa siendo bastante pasiva, y solo un 29% de los encuestados asegura haber comenzado ya a ahorrar. Quienes ya lo han hecho, consideran que la edad ideal para empezar a ahorrar de cara a la jubilación es en torno a los 32 años, pero lo hacen más tarde; esta diferencia se observa sobre todo en los "baby boomers", que han comenzado en torno a los 41 años.

Falta de conocimiento sobre los planes de pensiones

El informe de ING apunta que cuatro de cada diez españoles creen que los planes de pensiones son una herramienta adecuada, aunque solo el 18% cuenta con uno, y su penetración es más elevada entre los que tienen más cerca la jubilación y un mejor nivel socioeconómico. Por comunidades autónomas, los catalanes son los que más recurren a estos planes (20%), seguidos de los madrileños (19%), y los andaluces (15%).

A grandes rasgos, el nivel de conocimiento que los españoles tienen de los planes de pensiones es moderado, especialmente en materia de comisiones, las "grandes desconocidas" del producto: solo un 32% sabe que las tiene. Las ventajas fiscales son, en cambio, la vertiente más conocida y valorada a la hora de decantarse por estos planes.

De hecho, indica el estudio, una posible reforma y modificación de los incentivos fiscales en los planes de pensiones particulares podría afectar al comportamiento de quienes ya lo tienen contratado. En concreto, el 43% de los encuestados afirma que de eliminarse por completo estas ventajas, buscaría otras opciones para su jubilación, mientras que un 25% apostaría por alternativas en caso de que se reduzcan los incentivos en los planes individuales y se trasladen paulatinamente a los de empleo.

Mostrar comentarios