Número de trabajadores extranjeros en Brasil subió 50,9 % entre 2011 y 2013

  • El número de trabajadores extranjeros en Brasil subió un 50,9 % entre 2011 y 2013, procedentes principalmente de Haití, Argentina, Bolivia y Paraguay, según los datos del Observatorio de las Migraciones Internacionales (OBMigra) divulgados hoy por el ministro brasileño de Trabajo, Manoel Dias.

Río de Janeiro, 12 nov.- El número de trabajadores extranjeros en Brasil subió un 50,9 % entre 2011 y 2013, procedentes principalmente de Haití, Argentina, Bolivia y Paraguay, según los datos del Observatorio de las Migraciones Internacionales (OBMigra) divulgados hoy por el ministro brasileño de Trabajo, Manoel Dias.

El número de extranjeros con empleo formal en Brasil subió inicialmente un 19 %, desde los 79.578 de 2011 hasta los 94.688 de 2012, y al año siguiente saltó un 26,8 %, hasta 120.056 en 2013.

De acuerdo con el estudio, los países de procedencia más habituales son Argentina, Bolivia y Paraguay, todos ellos fronterizos con Brasil, así como Portugal y algunos países del Caribe, especialmente Haití.

Según el informe, los destinos preferidos por los trabajadores que emigran a Brasil son los estados del sur y del sureste del país, donde se encuentran las ciudades de Sao Paulo y Río de Janeiro, principales centros financieros y económicos de Brasil.

El informe también recoge que la población extranjera que más creció en Brasil fue la haitiana, que pasó de tener 814 trabajadores legales en el país en 2011 a 14.500 en 2013.

Según el estudio, además de los haitianos, los países del Mercosur también aumentaron su participación en el mercado laboral formal brasileño, dado que el número de peruanos aumentó un 182,2 % entre 2011 y 2013 y, en el mismo período, el de colombianos creció un 175,4 %.

"Brasil no tenía una tradición de recibir grandes inmigraciones, en especial desde los años 50. Eso cambió y hoy tenemos en el campo de la generación de empleo la mayor proyección de país en el extranjero", dijo Dias en declaraciones recogidas en un comunicado emitido por el Ministerio de Trabajo brasileño.

Según el texto publicado por este organismo, la población que emigró para Brasil en busca de empleo tiene que ser atendida con los mismos proyectos de cualificación profesional ofrecidos a la población nativa.

"Es el futuro del trabajador. El tiene que formarse más y más y no ser diferente con el extranjero. Vamos a intentar que se atienda la demanda de nuestro país en este aspecto", agregó el ministro, que hoy participó en Brasilia en un seminario internacional denominado "Migraciones y movilidad en América del Sur".

Mostrar comentarios