Once personas muertas en total en el ataque a una base aérea en India

  • Otros cuatro soldados indios murieron tras el ataque perpetrado por presuntos islamistas en una base aérea india cerca de la frontera con Pakistán, dejando un total de 11 muertos, dijeron las autoridades el domingo.

Siete soldados en total, incluido un campeón de tiro, y cuatro asaltantes, fueron abatidos en la base de Pathankot, en el Estado de Punyab (norte), después de que varios hombres fuertemente armados, sospechosos de pertenecer al grupo islamista Jaish-e-Mohammed (Ejército de Mahoma) con base en Pakistán, se infiltraran en la base el sábado.

Este ataque, poco habitual fuera del territorio disputado de Cachemira, se produce una semana después de una visita sorpresa del primer ministro indio, Narendra Modi, a Pakistán -la primera de un jefe de gobierno indio en diez años- y amenaza con dañar el inicio de entendimiento entre las dos potencias nucleares.

El departamento de Estado norteamericano describió el asalto como un "abominable" acto terrorista e instó a los países a "trabajar juntos para encontrar a los responsables".

Un oficial del ejército indio, que pidió el anonimato, dijo a la AFP que uno de los muertos era un teniente coronel de la unidad de élite National Security Guard.

El responsable precisó que el oficial y otros dos soldados resultaron heridos cuando estalló una bomba que intentaban desactivar, durante la búsqueda de explosivos en el lugar.

Rochelle D'Silva, portavoz del ejército del aire, declaró que tres de los 12 soldados heridos durante la operación murieron el domingo en el hospital.

"Nueve de ellos están siendo tratados en el hospital y están estables", agregó.

Una de las víctimas, Subeder Fateh Singh, ganó una medalla de oro en 1995 en los campeonatos del Commonwealth de tiro de Nueva Delhi, dijo la portavoz.

Singh fue abatido al comienzo de la operación, que duró cerca de 14 horas.

La base aérea de Pathankot alberga una docena de aviones de combate y presenta una importancia estratégica por su posición a 50 kilómetros de la frontera con Pakistán.

En julio, tres hombres armados del grupo Lashkar-e-Taiba, con base en Pakistán, mataron a siete personas, incluidos cuatro policías, en un ataque en el Estado de Punyab, de mayoría sij.

Las autoridades decretaron la alerta máxima el viernes en Punyab, después de que cinco hombres armados y vestidos en uniforme militar secuestraran un automóvil conducido por un alto responsable policial. El vehículo fue abandonado más tarde en la autovía que conecta Pathankot con la conflictiva región de Cachemira.

Por el momento se desconoce si existen vínculos con el asalto del sábado.

El director general de la policía en el distrito de Pathankot, Kunwar Vijay Partap Singh, confirmó que las búsquedas continuarían hasta que la zona estuviera libre de combatientes o bombas.

"Hemos sabido que aún puede haber más bombas en el lugar. Llevará tiempo limpiar la zona", aseguró Singh a la AFP. "Aún estamos en alerta".

ja/sm/bc/avl

Mostrar comentarios