Opositores denuncian la dura represión del régimen en las afueras de Damasco

  • Los opositores Comités de Coordinación Local denunciaron hoy la dura represión del régimen sirio en las afueras de Damasco, escenario en los últimos días de choques entre el Ejército y rebeldes, donde hay un "despliegue de seguridad sin precedentes".

El Cairo, 31 ene.- Los opositores Comités de Coordinación Local denunciaron hoy la dura represión del régimen sirio en las afueras de Damasco, escenario en los últimos días de choques entre el Ejército y rebeldes, donde hay un "despliegue de seguridad sin precedentes".

En un comunicado, el grupo denunció que tan solo en Guta Este, una zona de la periferia de la capital, al menos 39 personas han fallecido en la última semana, mientras que muchos vecinos se han desplazado a barrios más seguros.

La organización acusó a los seguidores del régimen de llevar a cabo represalias contra algunas familias, cuyas viviendas y tiendas han sido destruidas y saqueadas.

Según los Comités, por cuarto día consecutivo, Guta Este está sometida a un cerco completo por parte de los leales a Al Asad y la electricidad, el agua y las comunicaciones están cortadas.

Una activista dentro de Siria, que pidió el anonimato, dijo hoy a Efe que los tanques del Ejército irrumpieron en Arbin, Samalka y en Guta Este, donde se oyen explosiones y bombardeos.

Por su parte, el "número dos" del Ejército Libre Sirio (ELS), Malik Kurdi, indicó a Efe desde Turquía que los soldados disidentes llevan a cabo avances y retrocesos tácticos sobre el terreno en los alrededores de Damasco.

Kurdi explicó que se encuentran en "una guerra de guerrillas" contra el régimen del presidente Bachar al Asad y que ayer consiguieron destrozar varios vehículos blindados del Ejército del régimen en los alrededores de Damasco, en la provincia central de Homs y en Idleb, en el norte.

Anoche, el Gobierno sirio anunció que sus fuerzas habían recuperado el control total de la periferia de Damasco y prometió que continuará la lucha contra los "grupos terroristas".

En un comunicado, el Ministerio del Interior afirmó que sus fuerzas habían realizado "en los tres últimos días una operación cualitativa en Duma, Harasta, Saqba, Hamoria y Kafar Batna, en la que persiguieron a elementos de grupos terroristas armados que cometieron asesinatos y secuestros y plantaron minas en las carreteras".

Hoy se espera que el Consejo de Seguridad de la ONU aborde un nuevo proyecto de resolución que pide la salida del poder del presidente sirio, Bachar al Asad, y que cuenta con la oposición rusa.

Una delegación de la Liga Árabe ha viajado a Nueva York para entrevistarse con el Consejo de Seguridad y buscar apoyos a su iniciativa que estipula que Al Asad traspase sus poderes al vicepresidente y la formación de un Gobierno de unidad nacional.

Mostrar comentarios