Otoño es la época de las grandes catástrofes y el País Vasco la zona más castigada

  • Hoy empieza el otoño, la época en la que se han registrado más desastres naturales en las últimas décadas. Guipúzcoa y Vizcaya son las provincias que salen peor paradas si tenemos en cuenta la densidad de población.
S. Potts | L. Albor

Además de ser la estación de la caída de las hojas el otoño también es la de los grandes desastres naturales. En 2009, por ejemplo, dos de los tres “grandes eventos” tuvieron lugar en otoño y, si nos remontamos más allá, desde 1977 se han producido 43 grandes desastres naturales en nuestro país de los que casi el 70 por ciento se produjeron en esta estación, según datos del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

Que los desastres naturales abunden entre septiembre y diciembre no es fortuito, el agua es la causante de este "mal otoñal". Si damos una ojeada a los datos facilitados por el Consorcio, vemos cómo las lluvias se encuentran tradicionalmente detrás de la mayoría de los expedientes tramitados por el ente público. Así, de las 882.501 demandas presentadas desde el año 1971 hasta 2009, el 43 por ciento fue por inundación mientras que el 48 por ciento se debió a tempestades ciclónicas “atípicas”.

Si hablamos de dinero, las inundaciones han sido sin duda las que más han costado en indemnizaciones. De los más de seis mil millonesque ha desembolsado el Consorcio desde el 71 hasta 2009, más de 4.000se destinaron a sufragar los gastos por inundaciones.

Curiosamente, la casualidad "ha decidido" dejar un mes a salvo y es que desde el año 77 ningún desastre natural se ha producido en el mes de mayo.

El triángulo del desastre

Si centramos nuestra atención en estudiar las zonas de España más castigadas, nos encontramos con que existe una especie del "triángulo del desastre", éste tendría sus vértices en la Comunidad Valenciana, País Vasco y Cataluña, es decir, toda la parte oriental de la Península. Los ciudadanos más castigados han sido sin duda los vascos, Guipúzcoa es la provincia peor parada, seguida por Vizcaya, Cantabria, Lugo, Alicante y Tarragona.

En el caso de que centremos nuestra atención en la cantidad de dinerodesembolsada en indemnizaciones en los últimos 32 años, hay una claraganadora: Barcelona. La provincia, con más de mil millones recibidos,ha sido la que más tramitaciones ha cursado a lo largo de estos treintaaños (111.552), le siguen Valencia, Vizcaya y Guipúzcoa.

Lo que el viento nos traerá

El temporal Klaus que azotó en enero del año pasado el norte de España fue fundamental para catapultar el 2009 como uno de los más catastróficos de las últimas décadas. En cuanto a las cuantías pagadas sólo lo supera el año 83 por las inundaciones del País Vasco, cuando se desembolsaron casi novecientos millones de euros.

Sin embargo, por ahora el 2010 no lleva la misma tónica. Hasta agosto de este año la cuantía desembolsada ha sido de algo más de ciento veinte millones de euros, una cantidad bastante más baja de la de años anteriores, aunque tal vez sea pronto para lanzar las "campanas al vuelo" y es que todavía queda el otoño. Crucemos los dedos.

En el lugar donde la aseguradora no llega

Si hassufrido una inundación, el destrozo de tu casa por una tempestad o porel embate del mar, seguramente hayas oído hablar del Consorcio deCompesación de Seguros. Su funcionamiento es sencillo, en todas laspólizas que emiten las aseguradoras privadas aparece junto a su propiaprima (para riesgos ordinarios) otra adicional, mucho menor yobligatoria por ley, para el Consorcio.

"Cuando se produce unsiniestro extraordinario, los afectados han de reclamar al Consorcioque peritará y pagará directamente los daños", explica IgnacioMachetti, Director General del ente público.

Los incidentes quecubre el CCS van desde los riesgos político - sociales (terrorismo,tumulto popular) hasta los de carácter natural como una inundación, unatempestad de viento (mayor de 135 kilómetros hora) un tornado,terremoto...

"Nos ocupamos de sectores de aseguramiento que lasaseguradoras privadas no cubren. Por lo tanto, el Consorcio no compitecon las aseguradoras privadas" asegura Machetti y subraya que losfenómenos que cubren son "los riesgos extraordinarios que estándefinidos en la Ley, no son cualquier catástrofe".

Mostrar comentarios