Oubiña apura su recuperación en una cámara hiperbárica del CIVI de Vigo

    • El jugador del Celta realiza sesiones en una cámara hiperbárica que acelera de manera notable los tiempos de recuperación.
    • Fue sometido a una limpieza articular para solucionar su artritis en la rodilla izquierda.
Oubiña apura su recuperación en una cámara hiperbárica del CIVI de Vigo
Oubiña apura su recuperación en una cámara hiperbárica del CIVI de Vigo

Borja Oubiña continúa usando todo lo que tiene al alcance de su mano pare recuperarse totalmente de su lesión de la rodilla izquierda, de la que fue operado en agosto, y ha decidido usar una cámara hiperbárica del Centro Hiperbárico de Vigo.

El céltico, que fue sometido a una limpieza articular para solucionar una artritis en la rodilla izquierda, está realizando en la actualidad sesiones en una cámara hiperbárica perteneciente a CIVI, centro médico ubicado en O Castro, que acelera de manera notable los tiempos de recuperación, informó este viernes el club 'celeste' que recuerda que este centro dispone de la mayor cámara hiperbárica privada de España, además de la resonancia abierta con mayor resolución de las existentes en la ciudad olívica.

La mecánica de esta terapia se basa en el principio médico que reconoce al oxígeno como un elemento fundamental para la cicatrización de las heridas y fracturas. Las lesiones traumáticas características del deportista producen daños en los tejidos e hinchazón, impidiendo el flujo normal de oxígeno en la zona lesionada y, a su vez, las áreas hinchadas producen células que necesitan un alto nivel de oxígeno. Por lo tanto, los tejidos que se encuentran lesionados demandan una gran cantidad de oxígeno en el momento menos indicado para obtenerlo.

Una forma efectiva de aumentar sensiblemente el contenido de oxígeno en la sangre es disolver grandes cantidades del mismo en el plasma. Con el cuerpo sometido a una presión atmosférica mayor del nivel normal, la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma se incrementa hasta 23 veces, permitiendo que los tejidos dañados obtengan la cantidad adecuada y sanen rápidamente.

Además, la presión elevada de oxígeno reduce el flujo sanguíneo en un 20 por ciento, disminuyendo la presión sanguínea en los capilares y en consecuencia la inflamación. Igualmente la mayor concentración de oxígeno ayuda a la eliminación del ácido láctico y con ello la fatiga.

La cámara hiperbárica, con 14 plazas, acelera la recuperación en lesiones de músculo-esqueleto y propicia una mejor consolidación de las mismas, siendo usuarios actualmente algunas mutuas laborales relevantes.

Mostrar comentarios