Pacientes hacinados y sin la atención necesaria en varios hospitales de Madrid

    • Hay colapsos en los servicios de Urgencia de los hospitales madrileños de La Paz y el Clínico San Carlos. El cambio de tiempo ha provocado que aumenten los ancianos y enfermos crónicos.
    • Enfermos graves en un sillón durante 48 horas, salas que duplican y triplican su capacidad y falta de personal suficiente. En el Clínico 200 camas permanecen cerradas sin que nadie lo entienda.
Imagen tomada por trabajadores del Hospital de La Paz pertenecientes al MATS
Imagen tomada por trabajadores del Hospital de La Paz pertenecientes al MATS

Los trabajadores de los hospitales madrileños de La Paz y el Clínico San Carlos advierten de que los colapsos en los servicios de Urgencias son algo habitual. El MATS denuncia que se estén duplicando, e incluso triplicando, la capacidad de las salas de Urgencias desde el pasado fin de semana. Hay pacientes ocupando sillas y sillones mientras 200 camas permanecen cerradas, en el caso del Clínico. El cambio de tiempo ha provocado que más personas mayores y enfermos crónicos se presencien en los hospitales de toda España.

"No hay espacio suficiente" para atender a los pacientes "sin vulnerar su intimidad", aseguran desde el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS). Los servicios de Urgencia de los hospitales madrileños de La Paz y el Clínico San Carlos se encuentran desbordados. En estas condiciones, "es difícil mantener una asistencia adecuada", con una situación "dantesca: enfermos en camas, camillas, sillones, sillas… en los pasillos al lado uno de otros, con los familiares de cada uno de ellos", aseguran los trabajadores.

En el caso del Hospital Clínico San Carlos, se viene produciendo colapsos desde el pasado día 8, cuando 62 personas ocupaban un espacio reservado sólo para 30. El MATS asegura que se han llegado a duplicar, e incluso triplicar, la capacidad de las salas de Urgencias durante todo el pasado fin de semana. "Ha habido momentos en los que los pacientes se hacinaban en los pasillos o al lado del mostrador de recepción", aseguran desde la organización. No entienden cómo puede suceder ésto mientras hay 200 camas cerradas e inutilizadas en el hospital.

La culpa no es sólo de la falta de espacio asistencial y/o de camas, también el personal sanitario es insuficiente. "En algunas salas que componen este departamento se dobla el ratio de enfermos/personal cualificado". El ejemplo es una sala con capacidad para 30 enfermos que es atendida por 6 enfermeras y cinco auxiliares. Pero hay más casos, "en la Unidad de Corta Estancia A, con capacidad para 30 enfermos, hay una enfermera y un auxiliar y en la Unidad de Corta Estancia B, 20 enfermos son atendidos por dos enfermeras y dos auxiliares", aseguran desde el sindicato. A esto se suma que "rara es la vez que se suplen con más personal" aquellas plantillas que han tenido bajas por enfermedad.

Por su parte, el Hospital de La Paz, pese a ser una referencia estatal por sus servicios y sus más de 1.300 camas, también mantiene condiciones de hacinamiento de pacientes y falta de asistencia. El pasado lunes había 60 pacientes pendientes de ingreso, y el problema ha sido similar todo el fin de semana. De las tres salas que hay para los servicios de Urgencia, una sólo cuenta con sillones y un baño para todos los pacientes. Otra estaba ocupada por 20 pacientes, aunque sólo 16 de ellos podían disfrutar de una cama, los otros cuatro, en su mayoría señores mayores, ocupaban un sillón. En la otra sala, más grande pero dividida en tres "la situación es la misma", confirma la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS).

Hay enfermos graves que han tenido que esperar hasta 48 horas en un sillón, denuncian los trabajadores sanitarios. Desde el hospital afirman que el colapso se debe al cambio del tiempo, y temen que suceda lo mismo con los casos de gripe en los próximos meses. A su vez, se ha incrementado el número de pacientes de mayor edad o con enfermedades crónicas. "La única solución que ofrece la dirección del hospital es la contratación de 13 enfermeros y 8 auxiliares más, pero sólo durante 15 días y para los turnos de mañana, tarde y noche, lo que es insuficiente", ha confesado el celador Miguel Salas a El País.

Mostrar comentarios