Pakistán. La fao espera una buena cosecha de trigo tras las inundaciones


Las semillas de trigo que distribuyó a gran escala la FAO en Pakistán tras las inundaciones que devastaron al país el último verano producirán alimento suficiente para medio millón de familias rurales pobres.
Con familias de ocho miembros de promedio, esto supondrá que la cosecha proporcionará alimento suficiente para cuatro millones de personas en los próximos seis meses.
La FAO destinó 54 millones de dólares (algo más de 38 millones de euros) para financiar la compra y distribución de semillas de trigo de calidad, en el marco de su intervención de emergencia del pasado mes de agosto.
Cuando termine la cosecha, esta donación habrá producido un cultivo por un valor de casi 190 millones de dólares (casi 135 millones de euros) en harina de trigo, principal alimento básico.
"La inversión que hicieron los donantes se cuadruplicó. Es más, los agricultores podrán conservar semillas de la cosecha de este año para sembrar de nuevo dentro de unos meses", ­­explicó el jefe del Servicio de Operaciones de Emergencia de la FAO, Daniele Donati. Las inundaciones del verano pasado afectaron a más de 18 millones de personas.

Mostrar comentarios