Se busca a Patricia Aguilar Poveda, desapareció el 7 de enero de 2017 en Elche (Alicante)

La familia de Patricia cree que la joven puede estar en Lima (Perú) tras ser engañada por un secta que aprovechó que la joven pasaba por un mal momento para manipularla.

“Ella se niega a ir a la embajada, si fuera libre no tendría ningún problema en ir y en demostrar que está bien”, señala su prima Noelia.

Se busca a Patricia Aguilar Poveda, desapareció el 7 de enero de 2017 en Elche (Alicante)

Una secta podría estar detrás de la desaparición de Patricia Aguilar Poveda. Esta es la línea de investigación que mantiene la familia de Patricia y la policía tras su desaparición. Esta joven de 18 años desapareció el 7 de enero de 2017, les dijo a sus padres que iba a cumpleaños pero no volvió a casa. Gracias a SOS Desaparecidos contactamos con su familia.

“El día 7 de enero Patricia nos dijo que tenía un cumpleaños que en realidad no existía. El padre de Patricia al ver que no volvía a casa le llamó por teléfono, ella contestó y le dijo que los padres de uno de sus amigos iban a ir a recogerlos y que los llevarían a casa. A las 00,30 de esa noche no volvimos a saber nada de ella”, describe Noelia, prima de Patricia y portavoz de la familia.

En esa última comunicación con su familia, Patricia solo daba evasivas a su padre. En ningún momento le dijo donde estaba y que iba a hacer. Ahora la familia sabe que cogió un avión a Lima (Perú). “Al día siguiente de que desapareciera nos dimos cuenta de que faltaba dinero en casa. Registramos todas sus cosas y empezamos a encontrar muchas pruebas que nos llevan a la conclusión de que hay una secta detrás de su desaparición”, señala Noelia.La familia ha encontrado en casa de la joven pruebas que demuestran que Patricia ha sido manipulada y que su desaparición estaba organizada

Antes de abandonar España, Patricia le envió un mensaje de whatsapp a su padre para decirle que iba a estar bien y que hablarían en unas horas. “Entendemos que este mensaje lo mandó antes de coger el avión a Perú. Sin embargo, unas horas después cometió un error porque volvió a encender el teléfono. Digo que cometió un error porque en casa hemos encontrado una serie de pasos elaborados que Patricia tenía que seguir y uno de ellos era no volver a encender el móvil”, apunta su prima.

En principio, al ser Patricia mayor de edad se puede decir que su marcha ha sido voluntaria. Sin embargo, la información que ha encontrado la familia y que ha llevado a la policía aporta indicios de que hay un grupo detrás que le ha manipulado. “Tras la denuncia de la familia, la publicación y la difusión del caso, Patricia se conectó más veces con su móvil y mandó “pruebas de vida” diciendo que estaba bien y pidiendo a la familia que retiráramos la denuncia. Ella siempre usa evasivas y dice que tiene el móvil roto y que no le va a pasar nada”, destaca su familia.

Varios miembros de la familia han intentado contactar con ella para pedirle que vaya a la embajada española que hay en Lima para demostrar que está bien de salud y que se ha marchado por su propia voluntad. “Ella se niega a ir a la embajada, si fuera libre no tendría ningún problema en ir y en demostrar que está bien. Como los familiares seguimos insistiendo nos dijo que estaba en Rumanía y que se había ido con su novio. Todo esto nos los dice utilizando un vocabulario que no es propio de ella y con una actitud que ella no ha tenido nunca”, cuenta Noelia.

La familia cree que algunos de los mensajes que les llegan de su whatsapp no han sido escritos por ella. La utilización de palabras como ustedes o de mostrar poca sensibilidad hacia las cosas que le cuentan de familiares queridos como su abuela les ha hecho sospechar de esto.Unos meses después de que falleciera su tío, al que estaba muy unida, comenzó a relacionarse con gente por Internet que pueden estar detrás de su desaparición.

Durante estas tres semanas, la familia ha encontrado en el ordenador y en la habitación de Patricia muchas cosas que la relacionan con una secta. “Patricia estaba muy unida a uno de sus tíos que falleció en abril de 2015, en julio de ese mismo año es cuando empezó a tener contacto con esta gente por internet. En ese momento ella estaba pasando por un momento en el que era muy vulnerable y se han aprovechado de ella”, afirma Noelia.

Toda la familia de Patricia está muy preocupada por la joven y solo quieren que vuelva o que vaya a la embajada a demostrar que se encuentra bien. “Patricia padece una enfermedad del corazón que no es muy grave pero que requiere de medicación y no la está tomando. Con esta enfermedad puede morir de muerte súbita. Si es libre y está bien debería poder estar cuidándose de su enfermedad”, concluye su prima.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios