En Alicante

Piden 23 años por meter medicación en batidos para abusar de una menor

En el registro domiciliario, los agentes localizaron comprimidos de Lorazepan y Placinoral, además de 340 archivos de contenido relativo a actos pedófilos entre los que se encontraban los vídeos de la víctima.

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia juzgará la pieza Fitur de Gürtel
El Tribunal Superior de Justicia de Valencia juzgará la pieza Fitur de Gürtel

La Fiscalía pide 23 años de prisión para un hombre acusado de abusar sexualmente y grabar a una niña de 7 años, amiga de su hija y a la que daba batidos de frutas con medicación fuerte para incapacitarla. Según el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV), el Ministerio Público considera probado que el hombre mezclaba Lorazepan y Placinoral en los batidos durante un periodo de tiempo que empezó cuando la víctima tenía 7 años.

La menor se quedaba en ocasiones a dormir en la vivienda de vacaciones del procesado, en la provincia de Alicante, lo que aprovechaba el hombre para abusar de ella y grabarlo en vídeo. En el registro domiciliario, los agentes localizaron comprimidos de la medicación usada en los batidos, además de 340 archivos de contenido relativo a actos pedófilos entre los que se encontraban los vídeos de la víctima. El juicio por estos hechos está previsto para el próximo miércoles a partir de las 10 horas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Alicante.

Detienen a un joven por una treintena de delitos sexuales

Por otro lado, la Guardia Civil ha procedido a la detención de un varón de 23 años de edad, como presunto autor de 30 delitos de agresión sexual, abuso sexual, delito de exhibicionismo, allanamiento de morada, coacciones y acoso sexual ilegítimo, conocido también como acecho o 'stalking'.

Según ha informado la Guardia Civil este martes en nota de prensa, el pasado diciembre del año 2020 se llevó a cabo una investigación por un hecho acontecido en la estación ferroviaria de Binissalem, en el que ya se detuvo a esta misma persona, por abordar a una chica a la que sometió a tocamientos en contra de su voluntad.

A raíz de esta detención y ante las sospechas de que el detenido estuviera implicado en más casos de abusos sexuales, se inició una investigación por parte del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Inca, que comprobó que el investigado estaba relacionado con una serie de denuncias por acosar a varias mujeres por teléfono, así como con otras denuncias de abusos de las que se desconocía al autor de los hechos. Los agentes también obtuvieron una serie de declaraciones de víctimas que no habían denunciado hechos de índole sexual, tras realizar un rastreo en diferentes redes sociales en las que se hacían comentarios sobre estas.

Una vez que los agentes comprobaron la existencia de estos casos, comenzaron a citar en dependencias policiales a las diversas víctimas y a tomar las correspondientes denuncias que no se habían presentado hasta el momento. Tras varias semanas de trabajo, se comprobó que el ahora detenido estaba implicado en una treintena de casos.

También hay diversos casos en los que el supuesto autor de los hechos, se escondía en algún lugar y abordaba a sus víctimas de improviso, llegando a introducirse en el vehículo de varias de ellas. Los investigadores comprobaron cómo llegó a cometer hasta siete casos una misma noche y que algunas de las víctimas habían realizado un llamamiento en las redes sociales, alertando del comportamiento de esta persona contra las mujeres de la localidad de Inca. Por ello, este lunes se ha procedido a la detención del presunto autor de estos hechos, que pasará a disposición judicial en los próximos días.

Mostrar comentarios