Policía hondureña disuelve protesta universitaria contra reformas académicas

  • La Policía de Honduras disolvió hoy con gas lacrimógeno una protesta de decenas de estudiantes universitarios que se oponen a las reformas académicas que impulsa la Universidad Nacional Autónoma del país centroamericano (UNAH).

Tegucigalpa, 24 jul.- La Policía de Honduras disolvió hoy con gas lacrimógeno una protesta de decenas de estudiantes universitarios que se oponen a las reformas académicas que impulsa la Universidad Nacional Autónoma del país centroamericano (UNAH).

Los estudiantes, varios de los cuales resultaron lesionados y otros fueron detenidos, bloquearon con piedras el acceso a las instalaciones de la UNAH en Tegucigalpa, además de impedir el tráfico de vehículos en las dos vías de un bulevar frente al principal centro de estudios.

Al llegar al lugar los policías, los estudiantes comenzaron a lanzarles piedras, acto que las fuerzas del orden repelieron con bombas lacrimógenas.

El enfrentamiento entre estudiantes y policías se mantuvo durante varios minutos.

Uno de los estudiantes dijo a los periodistas que se oponen a las reformas porque afectan a los alumnos y manifestó que las autoridades pretenden aumentar el coste de varios de los servicios de la UNAH, entre ellos, el de la matrícula, que pasaría de 270 a 540 lempiras (de unos 13,5 a 27 dólares).

Los estudiantes también se oponen a que el índice para aprobar las asignaturas en la UNAH aumente del 60 al 70 por ciento.

La rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, dijo por su parte que las nuevas normas académicas están en proceso de discusión y que este jueves se iba a celebrar la segunda sesión.

Añadió que antes de la reunión un reducido grupo de estudiantes lanzaron petardos dentro de la Universidad y convocaron a protestas por la discusión de las nuevas normas, sin antes haber hecho ellos alguna solicitud para ser integrados en las comisiones.

Además, indicó que los alumnos tienen derecho a protestar, pero que la forma violenta en la que lo hicieron no es correcta porque rompieron cristales de un edificio, algo por lo que tendrán que responder administrativamente dentro de lo interno de la UNAH y ante el Ministerio Público, en lo externo.

Castellanos expresó que los estudiantes "no tienen derecho a destruir la propiedad pública construida con fondos públicos, con los impuestos del pueblo hondureño".

Las nuevas autoridades de la UNAH impulsan un proyecto de reformas que abarca lo académico, incluida la investigación científica, la calidad de los docentes, programas de becas y otras actividades orientadas a mejorar el nivel de los profesionales que se forman en las aulas.

Mostrar comentarios