Viernes, 24.11.2017 - 08:52 h

Urdangarin: "García-Revenga sabía todo lo que hacíamos Torres y yo"

  • El cuñado de Felipe VI asegura ante el tribunal que no daba un paso sin contar con García Revenga, exsecretario personal de las infantas.
  • El empleado de Zarzuela estuvo imputado en la fase de instrucción del caso 'Nóos', sin embargo el juez José Castro levantó posteriormente esa imputación al no encontrar indicios delictivos en su conducta.
Former olympic handball player Inaki Urdangarin ap

La callada por respuesta. Esa ha sido la actitud, nada nueva por otro lado, de Casa Real. Zarzuela mantiene su actitud de no pronunciarse en el 'Caso Nóos' ni después de las declaraciones de Iñaki Urdangarin. El que fuera Duque de Palma ha asegurado en la mañana del miércoles ante el Tribunalno haber dado un paso en su vida sin consultar antes con el que durante años fuera asesor personal de la Infanta Cristina y empleado de la Casa del Rey, Carlos García-Revenga.

Zarzuela no quiere emitir ningún pronunciamiento sobre un procedimiento judicial en marcha. Desde la llegada de Felipe VI al trono, se ha limitado a expresar su "respeto absoluto a la independencia del poder judicial" cuando se han tomado decisiones que afectaban a la situación procesal de la Infanta Cristina, hermana del actual Rey.

García-Revenga, que figuró como tesorero del Instituto Nóos entre el 23 de septiembre de 2003 y el 20 de marzo de 2006, "estaba informado de todo lo que" hacían Urdangarin y su socio Torres como directores de ese proyecto, con el que ganaron millones de euros contratando con las Administraciones balear y valenciana, ha afirmado el exduque de Palma.

El exasesor permaneció imputado en la causa durante varios meses ante el conocimiento que pudiera tener de las presuntas irregularidades cometidas a través de la entidad, si bien finalmente fue archivado su encausamiento.

Con la llegada de Felipe VI al trono, García-Revenga dejó de trabajar para la institución, pues su función, la de asesorar a las Infantas Elena y Cristina, había perdido sentido, ya que las hermanas del Rey ya no forman parte de la Familia Real.

García-Revenga no quedó contento con su salida de Zarzuela, pues recurrió la decisión de la Casa del Rey de poner fin a su relación laboral, al entender que no le habían indemnizado como corresponde.Inculpa al secretario personal de su "señora"

Trabajó para Zarzuela desde septiembre de 1993 hasta principios de 2015. Se le contrató exclusivamente, según la Casa del Rey, para asesorar a las Infantas Elena y Cristina en aquellas actividades relacionadas con su pertenencia a la Corona.

A pesar de ello, los e-mail entre él y el exduque de Palma, que se han conocido en el marco del 'caso Nóos', revelaron que García-Revenga también asesoró a Urdangarin cuando éste inició sus aventuras empresariales.

De hecho, accedió a figurar durante 19 meses como tesorero del Instituto Nóos. La investigación judicial ha puesto en evidencia que esos fondos no se reinvirtieron en los fines que supuestamente perseguía la entidad, sino que presuntamente se desviaron a empresas privadas de Urdangarin y su socio Diego Torres.

García-Revenga declaró como imputado en la fase de instrucción del caso 'Nóos', pero el juez José Castro levantó posteriormente esa imputación, al no encontrar indicios delictivos en su conducta para continuar investigándole.

Antes de su declaración ante el magistrado, García-Revenga defendió en un comunicado su inocencia, aunque reconoció haber "podido mezclar" desde su cargo de asesor "gestiones propias" de su puesto "con otras relacionadas con actividades privadas".

Y justificaba este comportamiento por el hecho de que en estos 20 años había cultivado con las Infantas "una relación más estrecha que la estrictamente profesional". "No pudiéndome negar, en razón de esta circunstancia, a prestar las ayudas que me solicitaban", añadía.

Lo cierto es que García-Revenga solía acompañar a las Infantas no solo en sus actividades institucionales, sino también en numerosas actividades privadas y de ocio, como ha dejado constancia la prensa gráfica.Exculpa a su mujer y a su socio

Del mismo modo, el ex duque de Palma sabía cual era su principal tarea en el juicio: exculpar de cualquier cargo a su mujer, la Infanta Cristina. Urdangarinha querido salvar a su "señora" de cualquier responsabilidad en Aizoon, pero esta vez con un tono más alto y mucho más relajado. "Mi señora no desarrollaba ninguna función. Carlos García Revenga, tampoco. Y Miguel Tejeiro, tampoco. (Su misión) era conformar una junta directiva". Del mismo modo, el ex duque ha asegurado que la figura de su mujer en la empresa era un simplemente por un "tema personal", para que "participara de alguna forma en sus proyectos".

Tal es el interés de Urdangarin por exculpar a su "señora" que no duda, incluso, en señalar a Zarzuelaafirmando que la declaración de la renta de la Infanta la hacía "el señor Federico Rubio, es un asesor que venía por parte de la Casa del Rey".

Además,Urdangaríndesvincula del caso a su ex socio, Diego Torres: "El proyecto del equipo ciclista era un proyecto del señor Molinero. Creo que tenía autonomía absoluta en desarrollar este proyecto".

Cuando el juez Horrach muestra documentos firmados porDiego Torres y le pregunta a Urdangarín por el motivo de su firma en éstos el marido de la infanta Cristina se exculpa afirmando queen las empresas existen diferentes funciones y las de control presupuestario, y que estas últimas no eran las suyas.Urdangarín hace responsables del fraude de Aizoon a Tejeiro y Molinero

La contratación y todo lo relacionado conlos empleados de Aizoon "respondía a una estrategia fiscaly esta estrategia venía dictada por nuestro asesor Miguel Tejeiro y la ejecutaba el señor Marco Tejeiro".

Según el ex duquelos temas laborales y de empleados los dirigían Miguel y Marcos Tejeiro, cuando dijo que dichas gestiones eran responsabilidad deJuan Pablo Molinero.


Ahora en portada

Comentarios