Sábado, 18.11.2017 - 01:36 h

"Solo pueden rezar por mí porque el EI me va a matar por contar su verdad"

  • El periodista pakistaní amenazado de muerte por Estado Islámico cubre desde hace 10 años los conflictos de talibanes, Al- Qaeda y Estado Islámico. En la actualidad vive atemorizado por su vida y la de su familia en la frontera que separa Afganistán de Pakistán.
  • "El jefe de los talibanes de Pakistán, Hakimullah Mahsud me llamó y me amenazó y, entonces, abandoné el país y me mudé con mi familia a Bagkok (Tailandia)", es una de las amenazas que relata el reportero.
Frontera entre Pakistán y Afganistán

"En 2008 algunos militantes del Estado Islámico atacaron nuestra casa, dispararon a mi hermana y a mi hermano, dejándolos heridos. Poco después abandonamos la zona y nos mudamos a otra ciudad". 'Islam Khan' es el pseudónimo de un periodista que teme por su vida desde hace más de siete años, cuando comenzó a recibir amenazas de muerte por sus reportajes sobre los talibanes de parte de Estado Islámico.

"Mi familia lleva más de 7 años desplazada y no podemos volver por el miedo". Durante la última década 'Islam Khan' se ha dedicado a cubrir la guerra entre los Talibanes, Al-Qaeda y, ahora, el Estado Islámico para diferentes medios de todo el mundo. Ahora se encuentra en la frontera entre Afganistán y Pakistán, informando de la delicada situación que se vive en lugares como Nazyan and Achin.La amenaza del jefe de los talibanes sacó a 'Khan' y a su familia de Pakistán

El ataque sufrido en su casa en 2008 supuso el comienzo de una amenaza crónica que acecha cada segundo de la vida del periodista. Poco después del ataque, el jefe de los talibanes de Pakistán, Hakimullah Mahsud "me llamó y me amenazó y, entonces, abandoné el país y me mudé con mi familia a Bagkok (Tailandia)".

Su vida y la de su familia estaban en juego y no dudó en cortar sus raíces y trasladar su hogar al otro lado del continente. Sin embargo, la delicada situación económica que atravesaba la familia hicieron de aquella experiencia una auténtica prueba de supervivencia. "Por ello, seis semanas después volví a Pakistán y regresé de nuevo al periodismo".

Después de un tiroteo en su casa, el reportero sufrió un ataque en su coche en 2013

Las amenazas continuaron y los ataques no tardaron en llegar. "En 2013 varios militantes del Estado Islámico atacaron mi coche y lo dejaron destrozado, por suerte sobreviví, aunque conservo algunas heridas", cuenta 'Islam Khan'.

Hace tres meses, cuando 'Khan' se encontraba haciendo un reportaje sobre la presencia del Estado Islámico en Afganistán -que existe en la zona desde que en 2014 antiguos talibanes se convirtieran en militantes de la organización- recibió una llamada al teléfono móvil y desde entonces el reportero vive cada instante como si fuera el último, porque cada día puede ser el último día. El portavoz del EI en Afganistán, Shahidullah Shahid , el encargado de reportar el número de fallecidos en un ataque de un avión no tripulado estadounidense, "me llamó y me amenazó con perseguirme si reportaba datos sobre Estado Islámico"."No dejarían de perseguir a los que los llamaban 'terroristas' y yo era uno de ellos"

"Shahid me dijo que esos periodistas que están calificando a los miembros del EI como terroristas no iban a dejar de ser perseguidos y yo ya era uno de ellos", cuenta 'Khan'. "¿Por qué usan la palabra "terrorista" para nombrarnos? ", le preguntó el líder islámico a 'Islam Khan'.

Poco después 'Islam Khan' dejó de "vivir". "Mis fuentes me advirtieron que tuviera cuidado, que intentara pasar desapercibido y que no saliera de casa", cuenta el reportero.

Los periodistas de la zona viven – o se podría decir que "sobreviven"- una amenaza constante, sienten "manía persecutoria" porque no conocen quiénes son sus enemigos. "Creo que el periodismo es el trabajo más difícil en esta región porque todo el tiempo me siento inseguro", declara 'Khan'."Es difícil defenderse cuando cualquiera puede ser tu enemigo"

Lo peor para el periodista es no saber quiénes son sus enemigos. "Cualquiera puede presentarse como Talibán o miembro del Estado Islámico y elegirte como blanco de sus ataques", cuenta el reportero.

La angustia no abandona el cuerpo y la mente de un reportero que ve cerca su asesinato. "Tengo hijos y siempre estoy pensando en ellos porque no habrá quien los cuide si me matan". 'Islam Khan' es el único miembro de la familia que lleva dinero a la casa y en la actualidad la escasez de recursos y las amenazas han convertido su vida en una batalla por la supervivencia de su familia.

Mi familia me pide que deje el periodismo y huyamos al extranjero

Estado Islámico no tiene mucha influencia en Pakistán, sin embargo, existen militantes en el país y pueden atacar a cualquiera. "Estoy bajo mucha presión porque mi familia me pide que deje el periodismo y huyamos al extranjero pero no tengo recursos y los periodistas que pertenecemos a la clase media no nos podemos permitir los gastos que supone mudarse a otro país".

Por si las amenazas de muerte no fueran suficiente, los periodistas permanecen desamparados por parte de los mediospara los que trabajan. "Algunos de mis amigos que trabajan en Express News, uno de los mayores canales de televisión en Pakistán, cubrieron ataques de bombas y operaciones militares y pusieron sus vidas en riesgo pero cuando la situación se volvió crítica se negaron a ir y la organización dejó de pagarles lo que les debía", relata el periodista pakistaní 'Islam Khan'.

La TV no le pagó lo que le debía después de dejar el trabajo por las amenazas

Asimismo, dos canales de televisión se negaron a pagarle los miles de rupias que le correspondían después de que tuviera que dejar el trabajo por las constantes amenazas de Estado Islámico.

'Khan' solo recibió ayuda una vez en la que Reporteros sin Fronteras dotó al periodista de 1.000 dólares para realojarse. Geo TV es la excepción, destaca el periodista, la cual siempre protege a sus trabajadores y nunca los envía soles a escenarios en los que la situación es crítica.

En la región en la que los talibanes han matado más de 20 periodistas durante los últimos siete años, 'Islam Khan' sobrevive con el miedo constante. "Solo Dios me ayuda porque es imposible protegerse si no sabes quién es tu enemigo".

Ahora en portada

Comentarios