Presidente del Parlamento andaluz demanda más peso de las regiones en Europa

  • El presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia Navarro, ha abogado hoy por un mayor reconocimiento de la diversidad regional en la Unión Europea, garantizando un "mínimo" de descentralización hacia los territorios, pero avanzando al tiempo hacia más unidad política y económica.

Santander, 26 ago.- El presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia Navarro, ha abogado hoy por un mayor reconocimiento de la diversidad regional en la Unión Europea, garantizando un "mínimo" de descentralización hacia los territorios, pero avanzando al tiempo hacia más unidad política y económica.

A su juicio, sólo caminando hacia "más Europa", pero combinándolo a la vez con un proceso descentralizador, con el impulso de una ciudadanía "exigente y responsable", y con procesos más democráticos y de rendición de cuentas, se podrá "culminar" la construcción de Europa.

El presidente del Parlamento andaluz se ha expresado así en la conferencia inaugural del curso "Quo vadis Europa?", que dirige esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell.

Gracia Navarro ha lamentado que algunos países pongan "en cuestión" el proyecto europeo para "justificar su propia incapacidad" para gestionar la crisis económica.

Frente a ello, ha defendido el "impulso" que ha supuesto este modelo para toda España y para regiones, como Andalucía, que han sabido utilizar los fondos europeos para mejorar la cohesión y sus servicios, en vez de destinarlos a "obras faraónicas de escaso impacto real en el desarrollo económico".

Por eso, ha abogado por avanzar en el proyecto europeo, en la integración, y por hacerlo impulsando a la par un proceso descentralizador en el que pone como modelo el sistema autonómico español, que, pese a "algunos ejemplos de despilfarro y duplicidades", considera "un modelo de éxito" que debe mejorarse, no extinguirse.

Según dice, no se trataría de promover una descentralización mayor que la que ya existe en España, sino de garantizar un "mínimo" en toda Europa, porque la diferencia del papel de las regiones entre algunos estados es "abismal".

Eso no impide, a su juicio, profundizar al mismo tiempo en la integración europea y en la construcción de una Unión que, para Gracia Navarro, no debe ser una "mera suma de realidades individuales" de los distintos estados miembros.

Ha de ser, desde su punto de vista, una Europa con más unidad política, que potencie su "influencia internacional" y culmine la unión económica.

El presidente del Parlamento andaluz reivindica la unión política porque, -sostiene-, la "pugna" de intereses entre algunos estados lleva a la "parálisis y la ineficiencia", y lo que hace falta es un "discurso político compartido".

En su opinión, el hecho de que el presidente de la Comisión vaya a ser designado por el Parlamento Europeo tras las próximas elecciones de 2014 es "un paso adelante significativo", pero hay que ser "más audaces" en ese proceso hacia una Europa más democrática, y, en ese contexto, es donde, a su juicio, pueden cobrar un papel más relevante las regiones.

Junto a la unión política, ha abogado por culminar la unión económica y, en concreto, ha defendido los eurobonos y la unión bancaria y fiscal.

Mostrar comentarios