Proyecto Perseus: el gran ojo para vigilar las fronteras marítimas de la UE

  • Tiene nombre de constelación y no ha sido elegido al azar porque el proyecto Perseus, ya en pruebas, está llamado a ser "el sistema de sistemas" de vigilancia marítima de las fronteras de la UE, el gran ojo inteligente para luchar contra la inmigración ilegal, el tráfico de drogas o el expolio subacuático.

Madrid, 24 sep.- Tiene nombre de constelación y no ha sido elegido al azar porque el proyecto Perseus, ya en pruebas, está llamado a ser "el sistema de sistemas" de vigilancia marítima de las fronteras de la UE, el gran ojo inteligente para luchar contra la inmigración ilegal, el tráfico de drogas o el expolio subacuático.

Liderado por la Guardia Civil y por la multinacional española de tecnologías de la información Indra, el Perseus, iniciado en 2011, cuenta con el respaldo de la Comisión Europea y la participación de 29 socios europeos de doce países, mayoritariamente con fronteras marítimas.

Con este proyecto, "absolutamente vanguardista", se da un salto cualitativo en la seguridad inteligente, en palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien ha asistido a las primeras pruebas del Perseus que, además de interconectar las distintas infraestructuras de vigilancia que ya existen, incorpora las tecnologías más novedosas como los aviones no tripulados.

"El Perseus permite que todos los sistemas que están trabajando los tenemos en una sola pantalla. Hasta ahora era muy difícil tener una información real y completa de los riesgos y amenazas", explica el teniente coronel José Manuel Santiago Marín, coordinador del proyecto en la Guardia Civil.

En definitiva, una foto de alta calidad y desde todos los ángulos posibles de lo que está sucediendo en el mar.

Hoy el estreno simulado del proyecto ha consistido en las labores para interceptar en el Mar de Alborán una embarcación procedente de Melilla que transporta inmigrantes, una operación dirigida desde el centro de Coordinación para Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras de la Guardia Civil (NCC), situado en Madrid.

Desde aquí se han dado instrucciones para que un avión CN-235 de la Guardia Civil vigile estas aguas y ofrezca información en tiempo real al centro de coordinación, mientras otro avión desarrollado por Indra y dotado con radar, sistemas de visión opto-electrónico día/noche y de identificación de buques también participa en la misión.

Cuando la supuesta embarcación con inmigrantes se acerca a la costa de Almería, el trabajo corre a cargo del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE). El buque oceánico de intervención Río Miño de la Guardia Civil, con el apoyo del avión de vigilancia marítima de Indra, concluye el operativo.

Toda la información recogida en el Centro Nacional de Coordinación de la Guardia Civil se ha compartido con diferentes puntos del sistema Perseus situados en Francia, Italia y Portugal.

Porque el objetivo es que todos los países tengan una visión completa de las rutas y actividades que desarrollan las embarcaciones en el mar con todos las tecnologías más novedosas como los aviones no tripulados que desde el aeropuerto civil de Almería se sumarán a otras prueba.

Ejercicios y futuras misiones para mejorar la lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de drogas, el expolio de patrimonio subacuático o la comisión de otros delitos en alta mar como la pesca ilegal o vertidos de sustancias contaminantes.

Las Islas Canarias y la costa africana serán el escenario de la segunda serie de pruebas del Perseus tras las que se efectúan ya en el Mar de Alborán. También se pondrá a punto el proyecto con maniobras desde el sur de Portugal hasta el sur de Francia e Italia.

Pero aquí no acabará los test al Perseus, que tendrá que superar otra campaña de ejercicios el próximo año en el Mar Egeo y el canal de la Isla de Samos, con posibilidad de ser extendida al Mar Negro. EFE

lca/jlg

Mostrar comentarios