Viernes, 22.03.2019 - 16:07 h
Campaña 'Replace'

¿Qué son y cómo evitar las grasas trans? La OMS se conjura para acabar con ellas

Las grasas trans son el nuevo caballo de batalla de la OMS, que quiere acabar con ellas para evitar medio millón de muertes anuales.

Bollos
Las grasas trans están presentes en la bollería industrial / Pixabay

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha iniciado la batalla contra un enemigo sobre el que lleva bastante tiempo alertando. Aunque anteriormente ha emitido recomendaciones para reducir su consumo, ahora ha decidido ir a por todas para que se eliminen de la cadena alimentaria en cinco años, de aquí a 2023. En concreto, hablamos de las grasas trans, que según el organismo, son responsables de medio millón de muertes al año en todo el mundo.

Este tipo de grasas provoca enfermedades cardiovasculares, como hipertensión, colesterol, obesidad o diabetes, que pueden derivar en enfermedades coronarias más graves que, a la larga, podrían producir la muerte. Por ello, la OMS quiere eliminarlas a través de la campaña 'Replace', de modo que todos los países, desde los más ricos a los más pobres, puedan sustituirlas por grasas naturales y vegetales más sanas a través de nuevas leyes y fomentando hábitos más saludables entre la población.

Pero, ¿qué son las grasas trans y cómo podemos evitarlas? Para empezar hay que determinar de qué grasas estamos hablando. Como nos explica la nutricionista Judit López Izquierdo, las grasas trans se forman en procesos industriales. Es decir, en un principio son grasas vegetales que pueden ser saludables "pero que pasan por diversos procesos y acaban siendo perjudiciales"

Por ejemplo, en procesos de hidrogenazión, por los que grasas vegetales se transforman en sólidas, convirtiéndose así en poco saludables. Otra forma es sometiéndolas a altas temperaturas y presiones para aumentar su punto de fusión. Así, con este tipo de manipulación industrial, grasas que en principio no son perjudiciales acaban convirtiéndose en una bomba de relojería para nuestra salud.

¿Qué alimentos las contienen?

Pero, ¿qué alimentos contienen estas grasas? Con el fin de evitarlos hay que saber que, debido a la hidrogenazión, las trans están presentes en la bollería industrial, desde galletas hasta magdalenas o bollitos que podemos encontrar empaquetados en los supermercados. Por su parte, tras la transformación en grasas sólidas, estas grasas se encuentran en los socorridos snacks que comemos entre horas, como las patatas fritas de bolsa y derivados, señala la nutricionista.

Pero ahí no acaba la cosa. López Izquierdo advierte de que también podrían encontrarse "en determinados alimentos precocinados y algunos derivados cárnicos y lácteos". Por lo tanto, hablamos de un tipo de grasas que están muy presentes en los alimentos que ingerimos habitualmente, de ahí la preocupación de la OMS y la necesidad de acabar con ellas.

En España, algunas empresas del sector alimenticio han eliminado este tipo de grasas o están en ello ante las continuas advertencias de este organismo. Por ejemplo, Eroski las retiró de sus alimentos de marca propia en 2010 y Lidl comenzó a hacer lo mismo en 2011. Un proceso que se prevé que se acelere de aquí a 2023, ya que lo que la OMS pretende es que las legislaciones nacionales obliguen a los productores a hacerlo.

Por lo pronto, para evitar ingerir grasas trans, la nutricionista recomienda seguir una dieta muy rica en alimentos naturales y vegetales: fruta, verdura, legumbre, cereales integrales, frutos secos y cárnicos bajos en grasa. De este modo, nos aseguraremos una alimentación que nos aporta energía y no nos perjudica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios