Sábado, 30.05.2020 - 14:04 h
La tercera causa de abandono

¿Regalar un perro por Navidad? Cuidado, mantenerlo cuesta 1.250 euros al año

Las familias convierten la campaña navideña en el mayor pico de ventas para las tiendas de mascotas pero un 40% acaba deshaciéndose del animal

Perro Navidad
¿Quieres regalar un perro por Navidad? Mantenerlo cuesta 1.250 euros al año / Pixabay

Con la llegada de la Navidad, las tiendas de mascotas atraen más miradas que nunca y los cachorros se coronan como el regalo estrella en las cartas a los Reyes Magos... pero con el paso de los meses el coste de mantener al nuevo miembro de la familia se convierte en una de las primeras causas de abandono de casi un 40% de ellos, y es que la inversión que supone los cuidados del animal implica un desembolso de 1.250 euros de media.

Así lo advierte la Real Sociedad Canina de España (RSCE) que traduce esta inversión en una partida de más de cien euros mensuales entre los gastos del veterinario, la alimentación o la higiene, entre otras implicaciones del mantenimiento de los cachorros. Según el análisis 'Mi Mascota en cifras' que elabora el organismo, muchas familias hacen de la Navidad, el mayor pico en las ventas de mascotas pero no todos valoran los costes y, gran parte de los compradores, acaban por deshacerse del animal en apenas unos meses.

Las cifras son contundentes. Según la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC), en 2017 se contabilizaron más de 6 millones de perros en España... y la cantidad crece año a año. El resultado sitúa a España en la sexta posición de toda la Unión Europea. 

De hecho, uno de cada cuatro españoles se plantea regalar una mascota en estas fechas, según datos de la Fundación Affinity recogidos por la RSCE, que busca concienciar de la responsabilidad que implica la adquisición de cualquier animal y una de ellas es, sin duda, las obligaciones económicas. No en vano, el tercer motivo de abandono de estos animales de compañía es la falta de poder adquisitivo de los dueños para asumir los costes de su mantenimiento tan necesarios para garantizar su bienestar

¿De dónde sale este dinero?

El desglose del presupuesto es el siguiente. En primer lugar, llevar a un perro al veterinario, incluidas las revisiones periódicas, conlleva un desembolso económico de unos 200 euros de media al año, a lo que hay que añadir las visitas extra por infecciones, roturas o enfermedades, que ascienden a unos 100 euros anuales de media. Además, hay que tener en cuenta la higiene periódica y la necesidad de acudir a la peluquería para cortarle el pelo y mantenerlo limpio, cortar las uñas, etc., lo que se traduce en una media de 150 euros más al año.

No hay que olvidarse de su alimentación, que debe estar adaptada a las características físicas y la edad de desarrollo del perro, lo que ronda los 600 euros al año. También hay que tener en cuenta otros gastos adicionales, como adiestramiento, educación, residencia o accesorios que también es necesario renovar cada cierto tiempo. Estos gastos se sitúan en unos 200 euros al año.

A todo esto hay que sumar el coste inicial de adquisición del ‘ajuar’ de un perro (correas, cama, comederos, etc.) en el momento en el que llega a casa, cuyo coste oscila entre los 200 y los 350 euros. Y, por supuesto, el precio de adquisición o desembolso inicial, que puede ir desde los cero euros para un perro regalado hasta los 750 euros de media de un cachorro de raza, pasando por los 350 o 400 euros de media que hay que desembolsar también por adoptar un perro.

Por todo ello, a la hora de adquirir un perro, la RSCE insiste en la importancia de ‘echar números’ para verificar que se trata de un gasto que puede asumir la economía doméstica, durante una media de 10 o 12 años e, independientemente de cómo lo queramos adquirir, elegir el perro que mejor se adapte a nuestro hogar, nuestra familia y estilo de vida, tanto por sus características físicas como personales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING